• Síguenos

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE GRANADA Institución nobiliaria creada en 1686

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA - GRANADA-

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA – GRANADA-

El barrio de la Magdalena guarda para muchos de nosotros secretos por descubrir. Hoy Maribel Torres nos manda algunas fotos de inmuebles históricos. Entre las imágenes recibidas, se encuentra la fachada de la Real Maestranza de Caballería de Granada. El edificio que alberga esta institución, fue construido a principios del siglo XX, y se localiza entre la plaza de la Trinidad y la Plaza de los Lobos, concretamente  en la Calle Laurel de las Tablas. La fachada, de fábrica de ladrillo, está coronada por una loggia, y destaca de ella el escudo con las divisas de los Fernández de Córdova y de los condes de Luque.

Real Maestranza de Caballería de Granada.

La Real Maestranza de Caballería de Granada, es una hermandad o institución nobiliaria creada en 1686. 

La organización interna es de tipo piramidal, y su cabeza es el Hermano Mayor, cargo que suele ostentar algún miembro de la familia real. El oficial que le precede es el Teniente de Hermano, encargado de representarle y vigilar el cumplimiento de las ordenanzas.

Las principales actividades de este selecto club, en sus inicios, estaban relacionadas exclusivamente con el arte ecuestre. Realizaban funciones públicas de justas, juegos de cañas, juegos de sortija, y otros ejercicios, en fechas señaladas, como eran las festividades de la Inmaculada, San Pedro, Santiago, el domingo de Carnaval y la onomástica del Rey. Estos espectáculos se realizaban delante del monumento a la Inmaculada, en el campo del Triunfo, frente al Humilladero en la carrera del Genil y frente a la Casa de Chirimías en el Paseo de los Tristes. 

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE GRANADA

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE GRANADA

Para ser admitido como maestrante era imprescindible, además de ser noble, conocer el arte de la equitación y poseer al menos un caballo y una serie de pertrechos. Los maestrantes debían asistir al picadero al menos dos veces al mes. Allí eran entrenados, por un profesor de equitación, para los juegos de cañas, cabezas, alcancías, escaramuzas, sortija, etc. 

A mediados del siglo XVIII las maestranzas fueron consideradas como una fuerza de caballería de reserva para la Corona, y podían contribuir al fomento de la ganadería caballar del estado. Como contraprestación se les concedieron diferentes privilegios, entre los más destacados podemos señalar, el que pudieran ir uniformados de militares, usar pistolas de arzón en sus ejercicios, o que las arcas públicas pagaran los salarios del picador de la Maestranza. También, que las causas judiciales del “Real cuerpo de la Maestranza”, la corporación y sus miembros quedaban fuera de los jueces ordinarios de Granada, teniendo que hacer las apelaciones ante el Consejo de Guerra.

Quizás el mayor de todos los privilegios concedidos fue el que la Real Maestranza pudiera disponer de un lugar propio a extramuros de la ciudad. Aunque la institución granadina no había prestado demasiada atención a la fiesta de toros, esta concesión les permitió que construyeran, en 1768, la primera plaza de toros estable de Granada, en el Campo del Triunfo. La plaza se levantó en madera y fue la única existente en la ciudad, hasta su destrucción por un incendio en 1874, momento en el fue sustituida por otra ubicada en los actuales Jardines del Triunfo, hasta que en 1920, fue trasladada a su actual emplazamiento.

En la plaza de toros de la Real Maestranza de Granada se celebraban, además de las corridas de toros, algunas funciones públicas de caballos.

Actualmente entre los fines principales de la Real Maestranza de Caballería de Granada se encuentran el servicio a la Corona, los culturales, sociales y benéficos. Los Patronos de esta Real Corporación son la Virgen María, en su Inmaculada Concepción, con advocación del Triunfo, y San Juan de Dios.

Curiosidades sobre la historia de las corridas de Toros.

¿Cuándo comenzaron las corridas de toros? 

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA - GRANADA

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA – GRANADA

Es probable que los espectáculos con toros en los que se lidiaba de alguna forma estos animales, fueran comunes entre los siglos XII – XIII, y eran realizados tanto por los musulmanes como por los cristianos. 

Entre los documentos musulmanes se encuentra los de ibn al-Jatib, que dejó escrito antes de la entrada de los castellanos a Granada, que existió un lugar cercano al Generalife, destinado a recreo y esparcimiento. Allí estaba el palenque abierto, donde los caballeros tanto moros como cristianos, solían ventilar sus recíprocos agravios y querellas en la plaza de torneos, con corridas de toros, con perros alanos y otras fiestas. Los perros eran lanzados previamente contra los toros para restarles vigor y posteriormente, eran lidiados por los hombres, tanto a caballo como a pie.

Tras la conquista por parte de los Reyes Católicos se sucedieron las “fiestas” o “juegos” de toros, en el tradicional escenario musulmán, en el Campo de los Mártires, junto al Generalife, y posteriormente en cualquier plaza medianamente amplia, que eran acotadas previamente con andamios de madera.

Corridas de Toros sin Muerte

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA - GRANADA

REAL MAESTRANZA DE CABALLERÍA – GRANADA

Si piensas que eso de hacer piquetes y manifestaciones para que no se mate al toro, es una moda de estos últimos años, tenemos que comentarte que desde los mismos orígenes de estos festejos salieron voces discordantes en contra del maltrato que recibían los animales.

Alfonso X el sabio, en el siglo XIII ya desaconsejaba que estos espectáculos los vieran los clérigos. La prohibición siguió vigente en Granada incluso en el siglo XVI. Se sucedieron y alternaron a lo largo de los siglos, periodos donde se prohibían las corridas de toros, con otros, en los que se permitía estos festejos. 

Las primeras prohibiciones de corridas de toros con muerte  fueron promulgadas por Carlos III en el siglo XVIII, prohibición que duró de 1778 hasta 1785.

En el año 1805, Carlos IV “prohibe absolutamente en todo el Reyno, sin excepción de la Corte, las fiestas de los toros y novillos de muerte”.

 

Para terminar queremos decir que desde Rincones de Granada, detestamos cualquier tipo de maltrato, ya sea hacia los animales o entre nuestros congéneres. Sin embargo, tenemos la obligación de conocer y valorar nuestra historia, nuestra cultura. El mundo de los toros y las plazas de toros entran dentro de esta sección.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario