REAL PÓSITO DE BAZA Primer cine de la ciudad

REAL PÓSITO DE BAZA

REAL PÓSITO DE BAZA

En nuestro deambular por la zona histórica de la capital bastetana, llegamos hasta el Real Pósito de Baza, una de las alhóndigas de cereal de mayor importancia de  Andalucía Oriental.

El pósito que encontramos en la plaza de la Trinidad fue el segundo almacén de granos que tuvo Baza, y se levantó en la segunda mitad del siglo XVIII, durante el reinado de Carlos III. El primer pósito se situó muy cerca, formaba parte de uno de los tres edificios de las Antiguas Carnicerías, y constaba de matadero, expendeduría de carnes y pósito. El pósito viejo ocupaba fundamentalmente las salas altas, sobre las carnicerías y el matadero.

A partir de 1733 se hace patente en la ciudad de Baza la necesidad de mejoras en las infraestructuras públicas, esto se materializó con la realización de nuevos edificios como el cuartel, la cárcel, posadas, plaza de toros o el pósito. También se tenían que buscar nuevas formas de recaudar dinero, entre las medidas adoptadas, el ayuntamiento de Baza enajenó el viejo pósito, adaptándolo a viviendas. Cada una de estas casas estaban valoradas en 22.242 reales, con una renta 440 reales al año.

El Nuevo pósito de Baza

Entre 1766 y 1767 se construyó el pósito de Baza, siguiendo los proyectos ilustrados de la época. Destaca del inmueble la solidez y su sobriedad geométrica.

El edificio, está realizado de muros de mampostería, con verdugadas de ladrillo, que se alzan sobre un zócalo de cantería. El pósito en forma de “U”, se configura en torno a un patio central, al que se accede directamente desde la fachada principal.

REAL PÓSITO DE BAZA

REAL PÓSITO DE BAZA

La portada, se presenta con un arco escarzano realizado con bloques almohadillados, con siete dovelas resaltadas. Cuenta con una puerta, de dos grandes hojas de madera, decoradas con clavos con forma de flor. En la hoja de la derecha, se abre un hueco, que sirve para insertar en ella una puerta más pequeña, paso habitual para las personas. Para el acceso de carros y animales se abría el portón entero.

Sobre la portada, se localizan tres escudos heráldicos realizados en mármol. En el centro se encuentra el escudo real de Carlos III, a la izquierda la del corregidor, don Joaquín de Pareja Obregón y a la derecha la del alcalde mayor don Pablo Cortés de Vargas.

Atravesando la puerta se accede a un zaguán en la que había una cartela fundacional. En ella se podía leer “Reinando nuestro católico monarca el señor don Carlos III el Alcalde Mayor de esta ciudad don Pablo Cortés de Vargas se hizo esta obra. Año de 1767”.

El patio central es porticado, se conserva una galería con dos órdenes de arcadas. La inferior es de arcos escarzanos sobre columnas de mármol, y capiteles dóricos. La galería superior es de arquillos de medio punto sustentados por columnillas de orden corintio.

FRENTE AL PÓSITO – FUENTE DE ANTONIO JOSÉ NAVARRO Y LÓPEZ – BAZA

FRENTE AL PÓSITO – FUENTE DE ANTONIO JOSÉ NAVARRO Y LÓPEZ – BAZA

El pósito, ha sido utilizado con los fines más diversos. A finales del siglo XVIII fue sede de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, sociedad fundada por Antonio José Navarro. En su interior se realizaron representaciones de teatro y títeres a lo largo del siglo XIX hasta principios del XX. Con los ingresos de las actuaciones se remodelaron y construyeron elementos urbanos como una fuente levantada en 1814 en la Alameda.

En el verano de 1905, se realizaban las primeras proyecciones de cine en Baza, concretamente en el viejo Teatro Pósito utilizándose el sistema Pathé (Ecnetógrafo). A finales de los años 30 del pasado siglo, el Teatro Cine Pósito cerró sus puertas, se instaló entonces una fábrica de harinas, y volvió a servir de almacén de granos hasta comienzos de los 70, dependiente del Servicio Nacional de Productos Agrarios (SENPA).

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario