• Síguenos

SECADERO DE TABACO Sencillas construcciones destinadas al curado de la hoja del tabaco.

SECADERO DE TABACO

SECADERO DE TABACO

Granada cuenta con una buena cantidad de elementos etnográficos relacionados con el patrimonio agrario.

En un paseo por la vega granadina, una de las zonas más bellas de la provincia, trabajada desde hace más de 2.000 años, encontraremos desde antiquísimos restos de acequias romanas y árabes, hasta ingenios más recientes, como son las fábricas de harina, azúcar, o  alcohol, pero también veremos secaderos de tabaco levantados a principios del siglo XX.

La construcción de los secaderos está ligada a la llegada del cultivo del tabaco a Granada. El cultivo del tabaco ha sido durante muchos años una importante fuente de riqueza para la provincia, generando abundantes recursos económicos.

Aunque las primeras semillas de tabaco fueron traídas a España en 1509 por Francisco Hernández Boncalo, su cultivo estaba absolutamente prohibido en nuestro país, concentrándose su explotación en determinadas zonas de América. No es hasta principios del siglo XX cuando se comienza a cultivar tabaco en Granada.

Esta planta, tan denostada actualmente, comenzó a plantarse de forma esporádica en nuestra provincia en 1887, tras perder España las colonias americanas donde se cultivaba de manera extensiva.

PLANTACIONES DE TABACO

PLANTACIONES DE TABACO

La primera cosecha de tabaco, legalmente cultivada en la vega fue en 1924, y se plantaron solo 37 hectáreas. El cultivo de esta planta aumentó de forma exponencial en pocos años, debido fundamentalmente a la crisis de la remolacha, llegando a contabilizarse más de 6000 secaderos en los años 50 del paso siglo.

En los primeros años de cosecha del tabaco se ponía más empeño en la cantidad que en la calidad del producto, por lo que el agricultor tuvo que aprender a cultivar, cuidar, recoger y secar el tabaco, ya que a mayor mantenimiento y cuidado mejor era su calidad, y por tanto su precio.

Una vez recogidas las plantas, se llevaban al secadero sin separar las hojas del tallo. El agricultor era el encargado de levantar un secadero de acuerdo a sus necesidades y posibilidades económicas.

Los secaderos de tabaco son sencillas y humildes construcciones destinadas al curado de la hoja de la planta. Al principio los secaderos podían ser habitaciones particulares, patios, establos…, pero poco a poco se fueron creando secaderos amplios. Los más comunes eran chamizos conformados por un sencillo armazón de madera en tablazón, de troncos de chopos, o de álamos, revestidos de paja.

Estos secaderos que son los más fotogénicos, eran los que más desventajas aportaban al agricultor, pues el agua, la lluvia y el polvo de los caminos y veredas de la Vega provocaban que el moho estropeara la producción. Por esta razón se impuso a los agricultores que los secaderos tuvieran las suficientes garantías. Estas nuevas construcciones debían de tener una superficie alrededor de 100 metros cuadrados, estar levantados de ladrillo, y tener sistemas de ventilación.

Desde los años 40 del pasado siglo hasta nuestros días han ido conviviendo los secaderos de ladrillo con los de madera.

Tipos de secadero:

INTERIOR - SECADERO DE TABACO

INTERIOR – SECADERO DE TABACO

Secadero de paja. Se les llama también garibolos y son los más antiguos. Son de pequeño tamaño, de unos 3 metros de longitud, cimentados en piedra caliza. Están muy ventilados, lo que permite secar las hojas en condiciones óptimas de temperatura y humedad.

Secadero de palos. De mayor tamaño que el anterior, y de mayor duración. Su cimentación es sobre piedra caliza. El edificio está constituido principalmente por una serie de pórticos formando un entramado de palos de chopo o  de álamos.

Secadero de ladrillos. Están construidos con ladrillo macizo árabe, propio de la zona y su cimentación es de argamasa. Su construcción es más costosa.

Secadero de hormigón armado. Esta tipología constructiva es muy reciente, no es abundante  y  su coste es elevado.

Secadero metálico. Son los más recientes y poco usuales.

 

Para terminar recordar que la población de “Valderrubio se llamó, hasta el 29 de enero de 1943, Asquerosa, y que en sesión extraordinaria el Ayuntamiento de Pinos Puente decidió cambiar su nombre por el actual de Valderrubio, acrónimo de Valle del tabaco rubio, por la gran cantidad de este tabaco que allí se cultivaba.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a SECADERO DE TABACO Sencillas construcciones destinadas al curado de la hoja del tabaco.

  1. Pingback: HUERTA DE SAN VICENTE - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario