• Síguenos

TORRE CAPEL La torre más curiosa del todo el altiplano granadino

TORRE CAPEL - Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

TORRE CAPEL – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

Ya hemos hablado en varias ocasiones, sobre las atalayas y torres de alquería, que fueron levantadas durante la dominación árabe, y que formaban parte del sistema defensivo fronterizo. La mayoría de estas fortificaciones eran de planta circular y desarrollo troncocónico, como la Torre del Romeral, o de planta de tendencia cuadrada como la Torre de Cuevas de Luna. Sin embargo, en Baza, contamos con una de las torres más curiosas que se pueden ver por el altiplano granadino, nos referimos a la Torre Capel, situada en plena vega, y a unos 2,5 kilómetros de Baza. 

La Torre Capel.

El elemento más característico e inconfundible con el que cuenta la Torre Capel, es su planta, que es de base hexagonal, de desarrollo prismático y cuyos lados miden en torno a los 3 metros. 

La Torre Capel se encuentra en muy buen estado de conservación. Está construida con mampostería, con piedras de tamaño grande y mediano, formando hiladas más o menos regulares, de piedras careadas y unidas con mortero de cal. Entre los mampuestos más grandes se ha realizado un esgrafiado. 

La parte inferior de la torre está ligeramente ataluzada. Se conserva 9,50 metros de altura, aunque en su origen tuvo que ser más alta. Hay evidencias en la planta superior de que la torre contó con un antepecho, que pudo ser almenado o de madera.

TORRE CAPEL - Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

TORRE CAPEL – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano

El acceso al interior de la fortificación se encuentra en el flanco Suroeste, a 4 metros de altura. Cuenta con dos plantas de alzada, ambas de igual altura y cada una de ellas con un habitáculo. La entrada a la estancia inferior se sitúa a 1,70 metros de altura, mientras que para acceder a la entrada superior hay que llegar hasta casi los 3 metros del nivel de la calle. Las dos estancias, están cubiertas mediante bóvedas, realizadas con piedras pequeñas y medianas procedentes del río. 

La planta superior dispone de doce aspilleras, dos en cada cara. Además quedan restos de la escalera de subida a la terraza.

Las aspilleras de la primera planta, se encuentran por debajo de la cota del suelo de la misma, obligando a los guardas a disparar tumbado y en oblicuo desde el mismo suelo. La Torre Capel pudo tener una chimenea a la derecha de la puerta-ventana.

La Torre Capel, según diferentes autores, pudo ser construida a finales del siglo XV, dentro del programa defensivo realizado por las tropas de los Reyes Católicos, durante el asedio final de Baza, en 1489, que duró unos seis meses. Las tropas castellanas levantaron dos campamentos estratégicamente colocados, a unos 5 kilómetros de Baza, para controlar a los musulmanes.

En torno a Baza se creó un foso que unía los dos campamentos, los cuales se fortificaron con una empalizada y quince torres o castilletes, donde se apostarían los guardas encargados de vigilar la salida de los sitiados en la ciudad.

SECCIÓN Y PLANTA - TORRE CAPEL - Manuel Maria Alonso Ruíz

SECCIÓN Y PLANTA – TORRE CAPEL – Manuel Maria Alonso Ruíz

Sin embargo, debido a que la Torre Capel presenta una estructura constructiva desfasada para la guerra de finales del siglo XV, con primitivas saeteras y sin estar adecuada para la artillería, tan importante en la época, hace pensar, a otros investigadores, que la Torre Capel fue construida en los últimos años de la dominación nazarí, y formaba parte del sistema defensivo musulmán. Esta hipótesis es actualmente la más aceptada por los historiadores.

Para reforzar las defensas de la ciudad de Baza, los musulmanes construyeron una serie de reductos fortificados, sobre todo, junto a los barrios a extramuros de la ciudad, pero también a lo largo de la extensa zona de huertas, donde se resguardaban tanto las tropas como los moradores más cercanos.

Hernando del Pulgar, cronista de los Reyes Católicos, contó que toda la vega bastetana estaba fortificada, y que todo el que tenía un huerto solía levantar en él, una torre, y la protegía con tapias para no facilitar a los enemigos el acceso a la ciudad por la vega.

Hernando del Pulgar lo describió de la siguiente manera: 

Luego a la salida de la çibdad por la parte de lo llano, está plantada una huerta espesa con muchos é grandes árboles é frutales que ocupan casi una legua de tierra en circuito. Y en esta huerta había más de mil torres pequeñas, porque cada vecino de aquella çibdad que tenía en ella alguna parte, facia una torre cercana á sus árboles; é aquello que le pertenescia regaba con azequias de las muchas aguas que descienden a aquella parte de la sierra. Y en cada pertenencia particular había tantos é tales edificios, que fortificaban toda la huerta.

La Torre Capel esta considerada como Bien de Interés Cultural (B.I.C.) desde junio de 1985.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *