TORRE DE AGRÓN

TORRE DE AGRÓN

TORRE DE AGRÓN

Seguimos nuestro periplo por tierras granadinas. Nos acercamos, esta vez, hasta Agrón, uno de los pueblos de la comarca del Temple o del Quempe, como se denominaba antiguamente.

Después de un paseo por la localidad nos dirigimos al cerro de la atalaya. Allí, en lo alto, se localizan los restos de una torre de origen árabe, la conocida como Torre de Agrón.

Torre atalaya de Agrón.

La Torre de Agrón corona un promontorio, a poco menos de 4 kilómetros de la localidad. Está dentro de la propiedad de la “Hacienda de San Rafael”. 

El cerro donde se asienta la antigua fortaleza árabe, forma parte de la sierra de la Mora, que divide, por estos lares, las tierras de Arenas del Rey de las de Agrón.

En la Antigüedad, este enclave era un punto estratégico en las vías de comunicación que conectaban Málaga y Granada, enlazando la costa con el interior del Reino, en época nazarí, e incluso, en época emiral.

TORRE ATALAYA DE AGRÓN

TORRE ATALAYA DE AGRÓN

Por eso no es de extrañar, que ya desde época almohade, se levantaran baluartes para vigilar el paso de personas y mercancías por la comarca. La torre atalaya de Agrón controlaba estas vías por el Quempe, concretamente vigilaba las tierras de Alhama, hacia el sur, y las de Ventas de Huelma en dirección a Escúzar, al este. 

Esta atalaya tenía contacto, al Oeste, con la fortaleza de Alhama de Granada.  

La Torre de Agrón es de las pocas torres poligonales que quedan en pie. Es muy similar a la vecina torre de Buenavista en Santa Cruz del Comercio, y a la torre de la Encantada, cerca de la localidad de Brácana, en Íllora.

La planta de la Atalaya de Agrón es octogonal. Se levanta sobre una base circular, de unos 64 centímetros de alto. 

Está construida de mampostería, con piedras calizas de mediano y gran tamaño unidas por una argamasa terrosa y con un árido fino. Las hiladas son aparentemente regulares,  utilizándose ripios para igualarlas. Se aprecian algunas vitolas entre las hiladas.

TORRE ATALAYA DE AGRÓN

TORRE ATALAYA DE AGRÓN

La torre conserva casi todas sus caras, aunque, las que dan al pantano de los Bermejales, están derrumbadas casi por completo. Hasta nuestros días ha llegado parte del enfoscado original en las caras Norte y Noreste. También son apreciables algunos mechinales.

A unos 2 metros de la base se distingue un pequeño aljibe, que actualmente esta acolmatado.

En cuanto a su altura, solo se conservan poco más de 4 metros, que corresponderían con la parte maciza de la torre. Por encima de esta zona, el baluarte estaría hueco. A pesar de su forma, octogonal, no hay que olvidar que la Torre de Agrón es una torre atalaya, y su estructura sería muy similar a las de planta circular y desarrollo troncocónico, en las que su parte inferior es maciza y la superior hueca con un habitáculo. Coronando el baluarte tendría una terraza con parapeto almenado.

El acceso al interior de la atalaya pudo situarse a poco más de 5 metros de altura. Para llegar hasta la puerta-ventana había que subir por una escalera, que se ponía y quitaba cuando era necesario.

TORRE ATALAYA DE AGRÓN

TORRE ATALAYA DE AGRÓN

El pequeño habitáculo estaría cubierto con una bóveda de medio cañón, realizada de mampostería. Tendría otra ventana que daba hacia la zona de vigilancia y dispondría de una chimenea. La estancia contaría, además, con una escalera para subir a la terraza.

Llegar hasta la Atalaya de Agrón es sencillo y está señalizado. Si quieres visitar este baluarte, la mejor manera es cogiendo una pista que sale a la derecha, al principio del pueblo, en la avenida Antonio Romero. Este sendero pasa, antes de llegar a la base de la atalaya, por delante del Cementerio y por varios puntos de interés como son el Abrevadero y Pozo de la Mora, el yacimiento arqueológico de la Hembra, y el Abrevadero de San Isidro. 

Sabrás que vas por buen camino porque te encontrarás, cada cierto tiempo, con unos carteles que indican “Ruta de la atalaya – Agrón”, y porque verás cintas rojas y blancas colgando de las ramas de las encinas, que asoman a la orilla del sendero.

SEÑALES DEL CAMINO HACIA LA ATALAYA DE AGRÓN

SEÑALES DEL CAMINO HACIA LA ATALAYA DE AGRÓN

A poco más de 3,5 kilómetros de comenzar la ruta desde Agrón, se encuentra la base del cerro de la Atalaya. Para llegar hasta el mismo baluarte, hay que subir por un pequeño sendero, bastante pendiente, pero, que no entraña mucha dificultad. Desde la Torre de Agrón se tiene una fantástica panorámica de todo el valle del Quempe, y parte de la zona del Cacín. Hay un vértice del I.G.N., que señala una altura de 1.168 m sobre el nivel del mar.

Antes de concluir, comentar que, a la entrada del pueblo, a la izquierda, hay una pequeña reproducción de la Torre de Agrón, que sirve para agradecer, según dice una cartela:

“A todas las personas que a lo largo de la historia han colaborado, con su esfuerzo y trabajo altruista, para el desarrollo del pueblo de Agrón”.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *