• Síguenos

TORRE DE LA JUSTICIA – PARTE HABITADA Torre Habitada - Bab Al-Sabia

TORRE HABITADA - BAB AL-SABIA - - TORRE DE LA JUSTICIA

TORRE HABITADA – BAB AL-SABIA – TORRE DE LA JUSTICIA

Subir al recinto monumental de la Alhambra siempre que se pueda, es un ejercicio más que recomendable. Además de poner a prueba nuestra resistencia cardiopulmonar, es un lugar donde aprenderemos cosas nuevas. Hoy nos adentramos a visitar la Torre Habitada de Bab Al-Sharía, o mejor dicho, la parte habitada de la Torre de la Justicia.

La Puerta de la Justicia es el lugar de paso predilecto por muchos, para acercarse a ver el monumento nazarí. De hecho, justo en el momento de atravesar esta puerta, es cuando sentimos que estamos dentro de una fortaleza árabe.

Tanto la Torre como la Puerta de la Justicia fueron construidas por mandato del sultán Yūsuf I en 1348, según reza en la inscripción fundacional. La Torre se integra en la muralla del complejo palaciego, junto con otras 26. Es de planta rectangular, está dividida en dos pisos y dispone de una gran terraza. Consta de dos fachadas, una hacia el exterior y otra a intramuros, comunicadas por un pasaje de cuatro quiebros. En la fachada exterior se abre La Puerta de la Justicia, formada por un gran arco de herradura apuntado, enmarcado por alfiz. Tras este arco se abre un espacio a cielo abierto que servía para hostigar al enemigo y que antecede a un arco interior de menor tamaño, sobre el que se dispone la lápida fundacional de mármol y pizarra. La torre, posiblemente, estaba estucada y coronada por almenas según diferentes grabados históricos.

INTERIOR TORRE DE LA JUSTICIA

INTERIOR TORRE DE LA JUSTICIA

Tras la conquista de Granada por parte de los Reyes Católicos, la Puerta de la Justicia se convirtió en el acceso más importante de la Alhambra. Esto obligó a establecer un férreo control sobre las personas que circulaban por ella.

La torre albergó la residencia del alcaide de la Puerta, desde finales del siglo XV hasta la llegada de las tropas napoleónicas en 1810. Posteriormente, fue utilizada en ocasiones, como residencia de algunos de los viajeros románticos que visitaban Granada.

La torre fue también vivienda de los guardas del recinto nazarí, muchos de ellos militares ancianos, de los que los viajeros que visitaron la Alhambra dejaron algunas anécdotas. Según Gautier, que anduvo por La Alhambra en 1840, en la Torre de la Justicia “hállase instalado un cuerpo de guardia, y los pobres soldados andrajosos duermen la siesta”. Unos años más tarde, en 1846, Murray cuenta que, por la noche están cerradas las puertas de la Puerta de la Justicia, y para entrar en la Alhambra “la dificultad consiste en despertar a los guardianes, ya que, al tratarse de soldados de edad avanzada, están o demasiado dormidos o demasiado sordos para prestar atención a cualquier golpe que no sea de los más fuertes”.

Biblioteca de los Loring - Torre de la Justicia

Biblioteca de los Loring – Torre de la Justicia

En los albores del siglo XX la Torre de la Justicia fue utilizada para actividades de la administración del Patronato de la Alhambra y Generalife, siendo este lugar el origen de la Biblioteca de la Alhambra. Albergó en un principio parte del legado que dejó el Duque de Loring, y donaciones realizadas en 1909 por el Conde de Romanones.

Ahora, tras la restauración de la Torre de la Justicia podemos acercarnos a visitar su interior. Aquí se ha establecido una exposición, con paneles informativos que hacen un recorrido por la historia de la Puerta de la Justicia. Podemos contemplar planos, dibujos, postales, y documentación histórica, junto a libros de la biblioteca de Jorge Loring, que se instalaron en la Torre.

Uno de los elementos más interesantes expuestos en su interior es la imagen gótica de la Virgen de la Puerta de la Justicia, también llamada Santa María de la Alhambra, realizada en el siglo XV por el escultor Roberto Alemán, y que fue mandada a hacer por los Reyes Católicos.

La imagen está elaborada en madera de nogal. Se trata de una talla en un tronco o pieza única sin ahuecar. La obra ha tenido diversas restauraciones, la primera de las intervenciones documentadas se realizó en el año de 1558, cuando se policroma la talla. Fue llevada a cabo por Luis Machuca, hijo de Pedro Machuca, pintor y arquitecto al que se le encomendó la construcción del Palacio de Carlos V.

Santa María de la Alhambra - Torre de la Justicia

Santa María de la Alhambra – Torre de la Justicia

Ante el deterioro que sufría la imagen del siglo XV, se colocó en 1941, una copia de la escultura de Santa María de la Alhambra, en el patio de azulejos que se encuentra en la fachada de la puerta de la Justicia, sobre la inscripción fundacional de la torre. La imagen original pasó entonces al Museo Arqueológico de Granada, hasta que en 1958 fue depositada en el Museo de Bellas Artes de Granada, donde actualmente se encuentra.

El interior de la Torre de la Justicia tiene además un uso singular. Se ha convertido durante unos meses en punto de lectura. Aquí hay una pequeña colección de libros de consulta, publicaciones diversas, discos y partituras para todas las edades, en varios idiomas, siempre vinculadas con el monumento. También ha tenido cabida en este espacio la música. La torre se ha convertido en “caja de música”, realizando en su interior recitales, y conciertos.

 

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario