TORRE DEL FERRO – GUADIX También conocida como la Torre Gorda

TORRE DEL FERRO O TORRE GORDA

TORRE DEL FERRO O TORRE GORDA

La riqueza patrimonial que tiene Guadix es muy abundante, pues se asienta en un estratégico cruce de caminos de Andalucía oriental, que ha favorecido los diferentes asentamientos humanos a lo largo de los siglos. Solo en el centro histórico tienes la oportunidad de visitar, restos romanos, árabes, judios, pero entre todos destaca uno de los monumentos más bellos del barroco de la comarca y quizás de la provincia, la Catedral de Guadix.

Hoy nos detenemos frente al Torreón del Ferro, una torre árabe que pasa desapercibida, por quedar eclipsada por los imponentes inmuebles que se levantan en torno a ella.

Esta parte de Guadix durante la dominación árabe, era una medina, con una extensión de unas 10 hectáreas,  y constituía el centro de la ciudad. En ella se ubicaba la Mezquita Mayor, los Baños Públicos, la Alcaicería y la Judería. La mezquita fue demolida en 1500 para erigir la Catedral, y la Alcaicería ocupó el lugar en que hoy se sitúa la Plaza de la Catedral y la plaza Mayor.

Era una ciudad con un sistema defensivo sólido, contaba con una muralla en la que se disponían una serie de torreones. Posiblemente existiera otro recinto amurallado, a modo de cerca, que englobaría los arrabales y llegaría hasta la Puerta de San Torcuato.

Las murallas principales de la medina se unían con las de la Alcazaba de Guadix, mediante lienzos en los que se levantaban torreones, que posteriormente fueron reutilizados o demolidos. Para levantar el Palacio de los Marqueses de Peñaflor, se utilizaron parte de estos lienzos.

El torreón del Ferro se levantó en el siglo XI en el ángulo Noroeste de la medina. De todas torres que disponía el sistema defensivo, es la mejor conservada, se sitúa en la Calle San Miguel, sobre la Huerta de Laos, y el teatro romano.

 Es una de las torres esquina de la muralla de Guadix, y constituía un punto clave en la defensa y vigilancia del acceso a la ciudad, también era un punto estratégico de abastecimiento de agua. Está realizada en tapial de cal y canto sobre base de mampostería. Próxima a esta torre se hallaba una de las puertas de la Medina, de la que aun queda parte de la calle.

La torre es de planta cuadrada, cada uno de sus lados mide 7,5 metros y se conservan 17 metros de altura.  Está construida con muros de tapial de cal y canto sobre base de mampostería, que se han restaurado recientemente. Está rematada por un almenado. Cerca de la torre se encontraba una de las puertas de la medina.

El Torreón del Ferro no tiene ningún hueco al exterior exceptuando una pequeña ventana, en la parte superior de una de las caras, y la entrada a la Torre.

La parte superior, tendría en su origen, una gran habitación, que hoy en día ha perdido la cubierta y que se comunicaba con los adarves de la muralla.

En las obras de restauración que se realizaron en la torre, en 2004, se encontraron restos cerámicos pertenecientes a los siglos del XII al XIV. Además se ha constatado que disponía de una barbacana.

De la torre salen los lienzos de muralla, uno en dirección Noroeste y otro en dirección Suroeste siguiendo el recorrido de la calle San Miguel hasta alcanzar el conjunto de la Alcazaba.

Como curiosidad contar que el nombre de “Ferro” proviene de Jacobo Ferro, el autor del trascoro de la catedral que vivió en la torre.También durante la Guerra Civil fue minada para construir en ella refugios aéreos.

La Torre del Ferro esta Inscrita como Bien de Interés Cultural ( B.I.C.) desde junio de 1985.

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario