• Síguenos

TORRE DEL TIO VAYO Torre del Tío Bayo

TORRE DEL TÍO VAYO - O DEL TÍO BAYO

TORRE DEL TÍO VAYO – O DEL TÍO BAYO

En Albuñuelas, un histórico pueblo del Valle de Lecrín, se encuentra entre las calles Caño y Habana, la Torre del Tío Vayo, una de las torres de alquería de la comarca. 

El Valle de Lecrín fue durante la etapa musulmana, un territorio muy extenso, compuesto por muchas alquerías o barrios integrados en entornos agrícolas. Debido a la estratégica situación geográfica que tiene el Valle de Lecrín, entre las comarcas del Temple, la Vega del Genil, la Costa Tropical, y la Alpujarra, fue necesario fortificar y defender este espacio. El Valle contaba con un sistema defensivo propio, formado por tres tipos de elementos: las torres de alquería, los castillos y las atalayas.

La Torre del Tío Vayo / Bayo

La Torre del Tío Vayo ha llegado hasta nuestros días en un estado de conservación más que aceptable, en comparación con otras de las que no queda casi nada. Eso sí, necesitaría una restauración urgente, antes de que el inexorable paso del tiempo y el abandono termine con ella. 

Al colocarnos frente a la torre del Tío Vayo, no podemos evitar acordarnos de la Torre de Huétor Tájar, pues el baluarte de Albuñuelas es muy similar. 

Albuñuelas se sitúa en el margen izquierdo del río Santos. Este pueblo es conocido desde la etapa musulmana como al-Bunyuela, Bunyuélas, o tierra de viñas. Fue antes de la conquista castellana, una de las alquerías de mayor extensión del Valle de Lecrín. Llegaba desde los Güájares hasta los Bermejales. 

TORRE DEL TÍO VAYO

TORRE DEL TÍO VAYO

El núcleo poblacional de Las Albuñuelas estaba dividido en dos barrios: el barrio del Cantil y el barrio Bajo. Contaba con dos fortificaciones. Por un lado y en alto, se encontraba “El Castillo” o las Paredes de los Moros, del que apenas quedan restos. Por otro lado, y lindando con la ladera de un barranco, se alzaba una torre de alquería conocida como Torre del Tío Vayo. 

Muchas de las torres de alquería, se situaban en lugares más o menos llanos, próximas a las casas, pero no en el casco urbano. Servían como punto de vigilancia y refugio en caso de ataque de las tropas enemigas. Sin embargo, encontramos torres de alquería que se construyeron en la misma población, cercanas a laderas de un barranco y que fueron probablemente residencia de algún mandatario de la alquería. Los ejemplos más claros que tenemos en Granada con estas características son el Fuerte de Lanteira y la Torre del Tío Vayo, dos torres que además tienen sistemas constructivos muy similares. 

Al encontrase la Torre del Tío Vayo, en la ladera de un barranco, para ser construida, tuvo que alzarse sobre una plataforma de sillares. Este material se encuentra también reforzando las esquinas del baluarte nazarí, construido en torno al siglo XIV. El resto de los paramentos se levantaron en mampostería y tapial. Exteriormente recibió un enlucido rojizo, del que todavía se preserva en algunas zonas. 

La planta de esta torre de alquería es rectangular, de 7,75 metros de largo por 6,90 metros de ancho. Sus paredes tienen un grosor de 1,75 metros. Cuenta con una altura de algo más de 9 metros, siendo originales los 8 primeros. El resto fue reconstruido en ladrillo, tras el terremoto de Andalucía de 1884. 

TORRE DEL TÍO VAYO - ALBUÑUELAS

TORRE DEL TÍO VAYO – ALBUÑUELAS

El acceso al interior de la Torre del Tío Vayo se realiza por un vano abierto en la cara Sur, que es de suponer que no es el original.

El interior presenta, actualmente, una división en tres plantas. En el segundo nivel se aprecia el arranque de una cubierta abovedada, que cerraría la torre en este punto, y que presumiblemente, sostendría la terraza, el espacio destinado a la vigilancia. 

En el tercio superior se abre un ventanuco ojival, de fábrica de ladrillo que da luz al interior de la torre.

Esta torre nazarí de Albuñuelas, como tantas otras de este tipo, tuvo una cerca que perimetraba el baluarte, y que serviría de resguardo frente a cualquier imprevisto,

La Torre del Tío Vayo, se ha conservado en buenas condiciones hasta nuestros días, gracias fundamentalmente, a que desde la reconquista cristiana ha servido de vivienda y almacén.

Se tiene constancia de que se utilizó para uso doméstico, antes de la rebelión de los moriscos de las Alpujarras y de que, posteriormente, pasó a manos de los nuevos pobladores cristianos de la zona, que siguieron usándola como vivienda, bien modificando su estructura o adosando las construcciones que la rodeaban

En el Libro de Repartimiento de Albuñuelas de 1572, ya se pone de manifiesto que incluso antes de la llegada de los castellanos, la Torre del Tío Vayo, era utilizada como vivienda. 

“La casa que es el Torrejón con el zercuto del fuerte, que tiene abaxo, que es en el varrio de Santiago […].

Además, se conoce por el mismo Repartimiento de Albuñuelas que, en 1575, uno de los nuevos pobladores llamado Francisco Manuel permutó la Torre del Tío Vayo por otra propiedad. Antes de que la torre fuera de Francisco Manuel funcionaba como vivienda de Miguel de Buñuelas, quien probablemente fuera un morisco expulsado tras las segundas revueltas de las Alpujarras.

 

TORRE DEL TIO VAYO Torre del Tío Bayo
5 (100%) 10 vote[s]

Etiquetado , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *