TORRE DE LA PORQUERIZA – TÓZAR Formaba parte del sistema defensivo del reino nazarí

TORRE DE LA PORQUERIZA - TÓZAR

TORRE DE LA PORQUERIZA – TÓZAR

Frente al pueblo de Tózar se alza en un escarpe rocoso la Torre de la Porqueriza, una de las cinco atalayas que controlaban el paso al Castillo de Moclín. Las otras cuatro son la Torre de la Solana, la de Mingoandrés, la Atalaya de la Mesa, y la Torre de la Gallina.

La Torre de la Porqueriza o de Tózar, es una torre nazarí que fue levantada a mediados del siglo XIV. Formaba parte del sistema defensivo de la frontera del reino nazarí.

Esta defensa hacía frente a las tropas castellanas. Estaba planteada como una red de fortalezas situadas en Montefrío, Moclín, Íllora, Colomera, Iznalloz, Píñar, Huétor Tájar y Loja, que eran apoyadas por una serie de torres-atalayas.

La Torre de la Porqueriza es de planta circular, tiene algo más de 5 metros de diámetro y su desarrollo es cilíndrico. Está realizada de mampostería con abundante relleno y solo se conservan 7 metros de altura.

Las hiladas son de piedras de mediano tamaño, cogidas del entorno más inmediato. Estaban separadas por verdugadas de piedras tipo ripio, de menor tamaño e incluso se utilizaron tejas. A partir de los cinco metros y medio de altura, se pasa a emplear en la construcción, piedras de menor tamaño, trabadas con mortero de cal y tierra muy fina. Como la mayoría de las torres atalayas de época nazarí, ésta de Tózar, es maciza en su parte inferior.

El acceso a la torre se realizaba a través de una puerta-ventana, reforzada con piedra de cantería, colocada en el flanco Este, a 6 metros de altura. De la entrada se ha conservado el dintel de piedra de arenisca, con las quicialeras, el arco interior de piedra y la jamba derecha de sillería.

La puerta-ventana daba acceso a un habitáculo, del que han llegado hasta nuestros días, algunos restos del arranque de la bóveda de mampostería, que cubría la estancia.

El paramento exterior está enfoscado. Todavía quedan restos de este recubrimiento en la cara Norte de la torre, así como algunos huecos, que servían para colocar el andamiaje y las agujas del enfoscado.

La Torre de Tózar tenía visión directa con las torres de Mingoandrés y con Moclín, controlando los valles orientales próximos a Alcalá la Real.

En los alrededores de la torre se han encontrado puntas de flecha, y gran cantidad de cerámica superficial de época ibérica, e hispanomusulmana. Este conjunto debió constituir parte de una alquería.

En 1938, durante la Guerra Civil, se instalaron en los alrededores de la torre, aprovechando las rocas del terreno, trincheras y pozos de tirador. Se denominó como puesto nº 21, vigilaba la carretera de Tózar y estaba defendida con un fusil ametrallador. Actualmente se conservan cuatro parapetos circulares en las inmediaciones de la torre. Estas estructuras formaban parte del sistema defensivo de las tropas nacionales, conformada por distintas trincheras y puestos de ametralladora, en el pueblo de Tózar y en la carretera que va hacia Limones. Se pueden ver restos de las trincheras  en el Parque Arqueológico de Tózar.

La Torre atalaya de la Porqueriza o de Tózar está Inscrita como Bien de Interés Cultural ( B.I.C.) desde 1985.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario