VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES Los mosaicos de esta villa se pueden ver en el Museo Arqueológico

MOSAICO - VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES

MOSAICO – VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES

Parece que ya se ha apagado, un poco, todo el revuelo mediático que se formó allá por el año 2013, con el descubrimiento de la Villa Romana de los Mondragones. 

De vez en cuando, este yacimiento, tiene la manía de protagonizar algún conato con la sana intención de que se le haga caso. Pero, al parecer, no es lo suficientemente viral para que las autoridades se lo tomen con toda la seriedad que se debería.

Hoy nos acercamos a ver el lamentable estado en el que se encuentra la Villa Romana de los Mondragones.

Villa Romana de los Mondragones.

Gran parte de la Villa romana de los Mondragones se localiza, todavía, sepultada bajo las antiguas instalaciones del acuartelamiento de los Mondragones.

El yacimiento salió a la luz de manera fortuita, en el mes de enero de 2013, cuando se comenzaron a demoler los antiguos pabellones del cuartel, para construir un parking subterráneo, un supermercado Mercadona, y un centro deportivo.

Antecedentes de las villas romanas.

VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES

VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES

Un siglo antes de comenzar nuestra era, se produjo la romanización de Granada. El centro administrativo y jurídico se encontraba en la colina del Albaicín, era la Florentia Iliberritana, un lugar que gozaba de un buen control visual de su entorno más cercano. 

A los pies de la colina se encontraba un basto y fértil territorio: La Vega. A su alrededor se fueron fundando un alto número de villas e instalaciones rurales de uso agropecuario, y por consiguiente, de cultivos y áreas productivas.

Son más de 40 las villae romanas documentadas en el territorium iliberritano. Entre ellas las de la Calle Primavera, la que se encuentra bajo la antigua estación de autobuses, y la de la plaza Einstein. Muchas de estas villas se abandonaron y fueron reutilizadas y sometidas a un intenso proceso de expolio, en torno al siglo VII, con la llegada de los visigodos. 

Yacimiento romano de los Mondragones

En la margen derecha del río Beiro, cuyo cauce nace en la Sierra de la Alfaguara, y que pasa por Granada, se asentaron desde el siglo I varias familias. Los restos encontrados a partir del año 2013, nos hablan de un extenso complejo muy compacto de unos 3700 metros cuadrados. 

Se trata de una gran villa romana con dos espacios distintos y separados: la pars rustica o casa de labor y la domus, la lujosa residencia del propietario, en peor estado de conservación, donde varios espacios y habitaciones conservaban pavimento de mosaicos.

La ocupación de este enclave, se produjo casi  ininterrumpidamente, como en otras villas romanas de Granada, desde mediados del siglo I de nuestra era. Aunque es probable que existiera una ocupación anterior, en el siglo I a.C.

VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES

VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES

Con posterioridad, el conjunto sufrió grandes transformaciones y perduró por lo menos hasta el siglo VI, convertido en cementerio. En ese mismo siglo se construyó un edificio de planta rectangular, que quizá podría interpretarse como un pequeño oratorio privado o iglesia.

La villa romana de los Mondragones tiene planta rectangular, con orientación sureste-noreste. Dispone de una calle central de 3,5 metros de anchura, que divide en dos partes casi simétricas la Villae, y que debía ser propiedad de una de las grandes familias romanas que se asentaron aquí. 

En los trabajos de urgencia realizados, en 2013, se encontraron, entre otros elementos, una necrópolis con más de 20 sepulturas, y las estructuras de la villae (pars rustica, pars frumentaria, y pars urbana)

La pars frumentaria.

La pars frumentaria está protagonizada por el molino de aceite, que cuenta con dos espacios: el torcularium (prensado de aceite) y la cella olearia (almacenado de aceite).

La zona de prensado del molino de aceite mide 5,4 metros de ancho por 22,40 de largo, y cuenta con una superficie de 126 metros cuadrados. Está construido con pilares de sillares de arenisca, de los cuales se conservan cuatro completos.

VISTA AÉREA - VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES

VISTA AÉREA – VILLA ROMANA DE LOS MONDRAGONES – Imagen perteneciente al trabajo “La Villa Bajoimperial y tardo antigua de los Mondragones (Granada)”

La pars rustica

La pars rustica se localiza en el sector oriental del yacimiento, tiene una extensión aproximada de 1.250 metros cuadrados. Se trata de una zona abierta que estuvo ocupada por dos edificios asociados a las actividades productivas y/o artesanales. 

Los inmuebles estaban orientados de norte a sur. El primer edificio mide 18 metros de largo por 6,80 metros de ancho. Se construyó con muros de mampostería con mortero de cal, cimentados sobre una pequeña zarpa de fragmentos de ladrillo y tégulas en espiga. El edificio estaba dividido en tres estancias que comunican con un patio. Cerca de este inmueble se excavaron dos piletas, cuya función debió de estar vinculada a las actividades artesanales.

El segundo edificio era de similares características al primero. 

A partir del siglo IV el espacio de la pars rustica fue utilizado como vertedero de la villa. 

La pars urbana

La pars urbana corresponde al área privada y doméstica de la villa: el domus. Cuenta con una superficie de 950 metros cuadrados.

La vivienda está compuesta por diez estancias, y responde a la tipología de casa con peristilo, es decir, con patio central rodeado de columnas, si bien éstas últimas ya habían desaparecido en su totalidad, probablemente objeto de expolio, tras el abandono del asentamiento.

El acceso desde la calle estaba formado por un vestibulum, un corredor de 6,70 metros de longitud y 1,70 metros de ancho, pavimentado de ladrillos en espiga.

MUSEO ARQUEOLÓGICO Y ETNOLÓGICO DE GRANADA - MOSAICO VILLA DE LOS MONDRAGONES

MUSEO ARQUEOLÓGICO Y ETNOLÓGICO DE GRANADA – MOSAICO VILLA DE LOS MONDRAGONES

El patio central o peristilo es el elemento principal y organizador del conjunto doméstico. La zona estaba rodeada por columnas y jardines, y cuenta con más de 350 metros cuadrados. El espacio fue transformado en un estanque, en torno al siglo IV.

La vivienda estaba dividida en dos ámbitos, cada uno de los cuales presenta un pavimento de mosaico bien diferenciado, que fueron elaborados entre los años 355 y 365. Bajo los mosaicos había un rudimentario sistema de calefacción. 

En cuanto a las estancias, se han encontrado 4 en la crujía norte y 6 en la crujía sur. Las del lado sur se disponen en batería con orientación Norte-Sur.

Una de estas estancias, la más decorada, podría ser el triclinio o comedor principal de la villa. 

Asimismo se han recuperado restos de ocho mosaicos, dos de ellos conservados casi en su totalidad. En general son policromos y representan motivos geométricos centrales. Uno de estos mosaicos lo puedes ver en el Museo Arqueológico y Etnológico de Granada.

A finales del 2018 se confirmó la existencia de unas termas construidas entre los siglos III y IV d. C. y que fueron utilizadas hasta el siglo VII d. C. 

Estas termas tienen una extensión de unos 200 metros cuadrados, y se encuentran completas. Ya se han excavado dos hornos, toda la infraestructura de calefacción de la sala caliente, es decir el hypocaustum. 

Esperemos, que pronto, se pueda visitar el yacimiento arqueológico de Los Mondragones, uno de los más significativos de toda la Bética.

Bibliografía principal:

  • La Villa romana de los Mondragones (Granada). Un nuevo yacimiento arqueológico en el entorno de Iliberis – Autores: Ángel Rodríguez Aguilera, José M. García-Consuegra Flores, Julia Rodrígez Aguilera,
    María Jesús Pérez Tovar
  • La Villa Bajoimperial y tardo antigua de los Mondragones (Granada) – Autores: Ángel Rodríguez Aguilera, José M. García-Consuegra Flores, Julia Rodríguez Aguilera, María J. Pérez Tovar, Purificación Marín Díaz

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *