FUENTE GRANDE – ALFACAR Comienzo de la acequia Real de Aynadamar.

FUENTE GRANDE – FUENTE DE LAS LÁGRIMAS

FUENTE GRANDE – FUENTE DE LAS LÁGRIMAS

Uno de los lugares más relajantes, cuando visitamos el  pueblo de Alfacar, es la Fuente Grande o Fuente de las Lágrimas. Asomarse al murete, y ver como brotan burbujeantes sus aguas, es casi hipnótico.

La Fuente Grande de Alfacar está situada a los pies de la Sierra de la Alfaguara, en la parte alta del pueblo, y cerca del Parque Federico García Lorca. Lo primero que apreciamos al llegar a Fuente Grande es su bello entorno, fresco, con grandes árboles y buena sombra.

La Fuente de Las Lágrimas, se presenta ante nosotros como un recinto amurallado que rodea una amplia alberca. Está realizado de cajones de mampostería, y tiene forma de gota de agua. Las aguas que de ella manan, lo hacen de una manera curiosa, pues no lo hacen a modo de caño, sino que resurgen desde el fondo hacia arriba. El gran caudal, con más de 100 litros por segundo, proviene del agua subterránea de La Peza, que tiene su origen en varios ríos y arroyos de aguas superficiales.

El nacimiento de Fuente Grande es muy vistoso, tiene un amplio ecosistema de alto interés ecológico. En sus aguas habitan distintas especies de plantas acuáticas, como son las algas Chara vulgaris, Spirogyra, anagálide acuática y comunidades de berros, apios silvestres y juncos.

La presencia de aguas subterráneas en Alfacar siempre fue conocida, incluso mucho antes de la llegada de los musulmanes a la zona.

Los árabes canalizaron y urbanizaron una buena cantidad de manantiales. En el siglo XI, el rey de la Taifa Zirí, Badis Ibn Habus, fue quien ordenó la canalización de las aguas de Alfacar, para abastecer a la cada vez más poblada Granada.

FUENTE GRANDE - FUENTE DE AYNADAMAR

FUENTE GRANDE – FUENTE DE AYNADAMAR

La extraordinaria obra que acometió Abu Muhamal, visir del último rey zirí, Abd Allah Ibn Buluggin, tuvo que salvar multitud de obstáculos, creando una extensa red de alcantarillas, acueductos, aliviaderos, compuertas y caños. A partir de ese momento comenzaron a crearse alrededor de la acequia de Aynadamar numerosas huertas, molinos harineros, almazaras, y  diferentes fábricas.

Desde Fuente Grande se creó una acequia continúa de trece kilómetros, con múltiples ramales, que abastecían principalmente al Albaicín y la Alcazaba. Esta conducción salía de Alfacar, pasaba por Víznar, la Alquería del Fargue, y diferentes pagos, antes de entrar a Granada, por la Puerta de Fajalauza. Sus aguas eran utilizadas tanto para el consumo humano como para el riego de huertas.

Recordemos que desde el neolítico hasta la llegada de los árabes, ya existían ciertas canalizaciones de manera discontinua. Los zirís, posteriormente los nazaries y los castellanos, aprovecharon estas canalizaciones existentes, sobretodo de la época romana, remodelándolas, y añadiendo nuevos tramos hasta completar la famosa acequia Real de  Aynadamar.

La Fuente Grande se acondicionó en el siglo XIII. Fue desde sus orígenes lugar de descanso y esparcimiento de los monarcas musulmanes y los moradores de Alfacar. Desde Fuente Grande se encauzó el agua hacía el pueblo, destacando entre las obras los baños árabes de Alfacar, de los que hoy quedan algunos restos.

No podíamos terminar este texto sin comentar que La palabra “Aynadamar” proviene del árabe عين الدمعة ʿayn ad-damaʿa, que  está compuesta por عين ʿayn (‘ojo’ y, por extensión, ‘fuente’ o ‘manantial’) y دمعة damaʿa (lágrimas).

Deja una respuesta

Tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to FUENTE GRANDE – ALFACAR Comienzo de la acequia Real de Aynadamar.

  1. Pingback: ALJIBE DE TRILLO - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario