PUERTA DE SAN TORCUATO Entrada a Guadix desde la antigüedad

PUERTA DE SAN TORCUATO - CARA EXTERIOR

PUERTA DE SAN TORCUATO – CARA EXTERIOR

Llevamos ya unas horas caminando y visitando Guadix. En nuestro periplo por esta antiquísima ciudad, hemos llegado hasta la Puerta de San Torcuato, eso sí, confesaremos que ella nos encontró a nosotros, porque en realidad, íbamos buscando un lugar donde comer… Después os cuento, ahora vamos a relatar un poco de la historia de este rincón granadino.

Al final del Callejón de San Torcuato, y frente al Parque Pedro Antonio de Alarcón, se dispone una puerta levantada a finales del siglo XV, sobre lo que fue durante la dominación árabe la Bib-Bazamarín o segunda puerta de Baza. Este lugar corresponde a una antigua entrada fortificada de época medieval, que daba acceso al arrabal de Santa Ana, desde el camino de Baza-Guadix, y que ya era utilizada desde la época romana. Durante las obras de restauración realizadas en 2004 se encontraron aquí restos arqueológicos desde el periodo Ibérico hasta la Edad Moderna.

PUERTA DE SAN TORCUATO - CARA INTERIOR

PUERTA DE SAN TORCUATO – CARA INTERIOR

Esta parte de la ciudad tiene desde hace siglos un carácter comercial. En este enclave se asentaron comerciantes judíos que favoreciendo un fuerte crecimiento de Guadix. Junto a la puerta hubo en época nazarí una acequia que alimentaba un molino allí instalado, viviendas y un zoco.

La puerta Baçamarín o Puerta de Baza, pasó a llamarse de San Torcuato a finales del siglo XVI, cuando fueron entregadas a la ciudad de Guadix, las reliquias del santo, que se encontraban en el Monasterio de Celanova (Orense).

La Puerta de San Torcuato según el Archivo Histórico Municipal de Guadix es del siglo XV, y fue restaurada en 1520.

Es de sencilla construcción, se presenta como un arco de medio punto realizado en ladrillo. Sobre la clave del arco se localiza el escudo imperial de Carlos V. A la derecha del arco se sitúa el escudo del corregidor Pedro Chacón y a la izquierda, el escudo de Guadix, entregado por los Reyes Católicos a la ciudad tras la conquista en 1489. Debajo de ella hay dos cartelas conmemorativas, en una se puede leer.

MANDO HAZER ESTA OBRA GUADIX, SIENDO EL ILLUSTRISIMO DON FRANCISCO CHACON GOVERNADOR DE ESTA CIUDAD, TENIENDO POR SU ALCALDE MAYOR LL LICENCIADO JUAN ALVAREZ DE TOLEDO, ACABOSE Aº MDLIII [1553]

La otra cartela de mármol blanco está situada justo debajo de la del siglo XVI,  en ella está inscrita la siguiente leyenda.

Ciudad de Guadix

Cabeza de partido

Provincia de Granada

PUERTA DE SAN TORCUATO - BÓVEDA

PUERTA DE SAN TORCUATO – BÓVEDA

La puerta no disponía de los típicos portones de madera, que servirían para el control de la población. Tuvo por tanto un sentido más político que defensivo o controlador.

Para pasar de un lado al otro de la Puerta de San Torcuato, hay que atravesar un pequeño pasadizo de algo más de un metro de ancho. Está cubierto por una bóveda de medio cañón, decorada con pinturas, el escudo Heráldico de Francisco Peñuela de Miranda, y una placa, donde se pone de manifiesto la reconstrucción realizada en 1741.

AÑO DE MDCCXLI, SIENDO CORREGIDOR DE ESTA CIUDAD DE GUADIX EL SEÑOR DON FRANCISCO PEÑUELA DE MIRANDA SE RECONSTRUYÓ ESTA PUERTA.

La Puerta de San Torcuato desde el siglo XVI hasta nuestros días ha sufrido varias remodelaciones. Entre 1880 y 1890 se volvió a restaurar, y se pintaron los frescos de la bóveda. Estas pinturas representan en tonos marrones, dorados y azules una serie de motivos florales. En la parte central del mismo hay un rosetón, y el fondo central del fresco está decorado con motivos geométricos. Aparecen  también dos inscripciones, rodeando a un escudo heráldico, en las que se conmemora la restauración del edificio.

La otra parte del arco o Puerta de San Torcuato, cuenta en la zona superior de su fachada, con un pequeño oratorio y un balcón, que servían para oficiar misas públicas los días señalados.

Tras admirar esta fantástica portada la gazuza ya hace mella en nosotros. En la plaza de los Naranjos, muy cerca de la Puerta de San Torcuato, encontramos in extremis el bar restaurante Cart-Luis, un bar de barrio, que cuenta con una amplia terraza, donde ofrecen muy buena comida, casera y económica. Para el café nos fuimos a la cafetería Los Molinos justo en frente de la Puerta de San Torcuato.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario