FÁBRICAS HARINERAS DE ALHAMA Testigo de un pasado próspero

FÁBRICAS HARINERAS DE ALHAMA

FÁBRICAS HARINERAS DE ALHAMA

Uno de los motivos por el que la humanidad se ha asentado desde tiempos inmemoriales en distintos espacios ha sido la presencia de agua. Las posibilidades de aprovechamiento de este elemento son muy diversas, no solo como lugar de provisión de alimentos, o para regar los campos, sino también para aprovechar su fuerza y mover norias y molinos.

Los cereales fueron y son parte fundamental de la alimentación del ser humano. Desde la prehistoria se ha molido el cereal para obtener las harinas. Primeramente mediante molinos de mano, y más tarde con distintos ingenios, que simplificaban la labor. Las tahonas, y los molinos de viento consiguieron industrializar el trabajo de la molienda.

Fueron los árabes los grandes artífices de la potenciación de los recursos hídricos, y de la creación de artilugios como las aceñas, molinos harineros de río, que unían dos elementos esenciales, por un lado el curso fluvial y por otro la molienda del cereal.

FÁBRICA DE HARINAS LA PURÍSIMA – ALHAMA

FÁBRICA DE HARINAS LA PURÍSIMA – ALHAMA

Alhama ha sido hasta hace poco uno de los grandes exponentes de la cultura harinera de Granada. En el siglo XIX, contaba esta ciudad con 7 molinos harineros y 3 de aceite, movidos por la fuerza del río.

Al acercarse a los Tajos de Alhama podemos contemplar, los vestigios de cuatro molinos harineros, en el cauce del río Marchán, un paraje de extraordinaria belleza.

Las fábricas de harinas de Santa Teresa, San Pedro, San Francisco y la restaurada Fábrica de la Purísima, estuvieron funcionando hasta los años sesenta del pasado siglo.

Para poder domar el cauce fluvial, se tuvo que crear un sistema de presas. La primera se encuentra aguas arriba, cerca de la ermita de Los Ángeles. Otra, más pequeña, se sitúa cerca de los molinos.

FÁBRICAS DE HARINAS DE SAN FRANCISCO Y DE SAN PEDRO – ALHAMA

FÁBRICAS DE HARINAS DE SAN FRANCISCO Y DE SAN PEDRO – ALHAMA

Las presas encauzaban el agua hacia las cinco fábricas de harinas, situadas en la Rivera de los Molinos.

Es curioso ver el sistema de reparto de agua. El primer lugar a donde llega la fuerza del río, es la harinera de San Pedro, de aquí a través de un ingenioso sistema de tuberías de hierro, que mantenía sin frenar la fuerza motriz del agua, pasaba a la fábrica de la Purísima. Una vez utilizada el agua en la Purísima, se vertía de nuevo al canal, y era usada para mover las turbinas de las otras dos fábricas de harinas.

El molino de la Purísima, es el que en mejores condiciones se encuentra de los antiguos molinos de Alhama, gracias a la labor que realiza la Asociación Amigos del Molino La Purísima. La familia Castro Valladares con gran esfuerzo, ilusión, y el apoyo de muchos amigos, ha conseguido restaurar la Fabrica de harinas de la Purísima, y se ha recuperado una buena cantidad de documentación. En su blog podemos leer sobre esta fábrica de harinas:

El edificio es un ejemplo de arquitectura popular industrial del siglo XIX.

Posee dos cuerpos divididos en tres plantas, con una superficie total aproximada de 1200 metros cuadrados contando su anexo, un establo para animales de carga y unos bancales de tierra de riego de media fanega.

Uno de los cuerpos, estaba destinado a la vivienda del molinero y el otro a las instalaciones de la fábrica.

Las paredes del molino son de gran espesor y todas ellas están encaladas. Su solería es de ladrillo. Posee pilares y vigas de madera. Su tejado está realizado a dos aguas, mediante una estructura de madera cubierta de teja árabe.

El molino se distribuía en las tres plantas, lo cual obliga a que la transmisión entre ellas se realice por medio de correas y poleas.  De este modo, en cada planta se puede distinguir un sistema de transmisiones que hace funcionar a las distintas máquinas que en ella se albergan, con ruedas cuyos diámetros y características dependen de las necesidades de velocidad y par de cada máquina.

En la primera planta se encuentran la sala de molienda, la envasadora de harina y salvado. Así como la báscula de pesado y los despachos.

En la segunda planta del edificio se encontraba el cernedor de salvado, la empacadora de harina, y otras dependencias.

FÁBRICAS DE HARINAS – ALHAMA

FÁBRICAS DE HARINAS – ALHAMA

Te recomendamos que cuando estés por Alhama, no dejes pasar la oportunidad de visitar sus molinos harineros. Un paseo por la sala de exposiciones de la Purísima, te hará entender su gran valor etnográfico.

Para visitar los molinos harineros de Alhama hay que ponerse en contacto con la Oficina de Turismo de Alhama de Granada.

Por email: turismo@alhama.org

Por teléfono 958 360 686.

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario