CUEVAS DEL SACROMONTE Las cuevas del Sacromonte encierran preciosas leyendas

CUEVAS DEL SACROMONTE

CUEVAS DEL SACROMONTE

En el valle de Valparaíso y frente a La Alhambra se encuentra el Sacromonte, al que se accede por un desvío de la Cuesta del Chapiz, justo donde se encuentra la escultura homenaje a Chorrojumo. Este pintoresco barrio está constituido por cuevas, dispuestas en torno a barrancos, excavadas en las grutas naturales de la montaña.

El uso de cuevas como viviendas nace con el ser humano y supone la conexión directa con la tierra. Las cuevas del Sacromonte se empezaron a habitar a finales del siglo XV por judíos y moriscos que aprovecharon las cuevas naturales que ya existían. A partir del siglo XVI los gitanos se asentaron en ellas y las ampliaron excavando en la roca, convirtiéndolas en casas-cueva, donde normalmente convivían con los animales. Los lavaderos y los aseos eran comunitarios y se encontraban en unas placetas en el exterior de las viviendas.

Con el crecimiento demográfico y la visita de los viajeros románticos a finales del XIX las cuevas tomaron protagonismo. En la primera mitad del XX, evolucionan incorporando instalaciones como chimeneas y cocinas, y separando los animales. En algunas se construye una fachada exterior dándoles un aspecto de casa rural.

Para convertir una cueva en vivienda se cuenta con el asesoramiento del “maestro de pico”. Se comienza dando un corte vertical al terreno donde irá la fachada, en cuyo centro se hace una puerta en forma de arco. El espesor de las paredes debe ser de 1m o 1,5m, para que aguanten el peso. En ese punto se hace una primera habitación, con techo en forma de bóveda de cañón, que suele ser una cocina-comedor con chimenea. Desde ahí se excavan las demás habitaciones en forma de galería, usadas generalmente como dormitorios y separadas con cortinas o puertas. La extensión de la cueva dependerá de las necesidades de la familia y la topografía del terreno. La cueva mantiene la temperatura constante en invierno y en verano.

Es habitual que las cuevas del Sacromonte sean mixtas siendo residencia y negocio a la vez. Las zambras típicas del barrio cuentan con un gran salón-escenario donde tiene lugar el espectáculo. Las más famosas son la de Los Tarantos, la de María la Canastera o la Venta del Gallo. Las cuevas de propiedad municipal, han sido restauradas y convertidas en museos como el Museo Etnológico de la Mujer Gitana o el Museo Cuevas del Sacromonte.

Las cuevas del Sacromonte encierran leyendas, como la que cuenta que los nobles árabes cuando huyeron hacia el exilio escondieron en ellas su fortuna. Sus esclavos, una vez liberados excavaron a la búsqueda de los tesoros hasta quedar agotados. Más tarde hicieron de estas cuevas su hogar.

Si quieres disfrutar de un buen espectáculo flamenco, es la auténtica Zambra flamenca de “Cuevas Los Tarantos”, te recomendamos:

 Visita Salobreña

Deja una respuesta

Tagged , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

9 Responses to CUEVAS DEL SACROMONTE Las cuevas del Sacromonte encierran preciosas leyendas

  1. Pingback: ABADÍA DEL SACROMONTE - RINCONES DE GRANADA

  2. Pingback: MUSEO ETNOLÓGICO DE LA MUJER GITANA - RINCONES DE GRANADA

  3. Pingback: MONUMENTO AL FLAMENCO - RINCONES DE GRANADA

  4. Pingback: PASEO DE LOS TRISTES - RINCONES DE GRANADA

  5. Pingback: CUESTA DEL CHAPIZ - RINCONES DE GRANADA

  6. Pingback: ESCULTURA DE MARIO MAYA - RINCONES DE GRANADA

  7. Pingback: PUENTE DEL ALJIBILLO - RINCONES DE GRANADA

  8. Pingback: MONUMENTO A MARÍA GÓMEZ HEREDIA - RINCONES DE GRANADA

  9. Pingback: CHORROJUMO - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario