I CONCURSO INTERNACIONAL DE MICRORRELATOS “RINCONES DEL MUNDO”.

Fiesta de San Cecilio

ABADÍA DEL SACROMONTE

ABADÍA DEL SACROMONTE

La fiesta popular de San Cecilio se celebra con una gran romería el primer domingo de Febrero. Esta romería tiene una gran afluencia de público, se desarrolla por las inmediaciones de la Abadía del Sacromonte y las cuevas cercanas, donde aparecieron las cenizas de San Cecilio y los libros plúmbeos. Allí se realiza una función cívico-religiosa en honor del patrón principal, San Cecilio. Es tradición en esta fecha comer salaíllas, tortas jayuyas, habas con jamón, bacalao, tortillas del Sacromonte. Además se canta y se baila el popular tanguillo de “la Reja”.

La semana anterior a esta festividad tan granadina son nombrados, entre la corporación municipal, dos Comisarios, para preparar su celebración.

La función religiosa tiene lugar a las 12,00 horas en la Capilla de la Abadía, y después se pasa a visitar las Santas Cuevas, acompañados de los Reverendísimos Comisarios Sacromontanos y los Comisarios Municipales, depositando ramos de flores en el Horno de San Cecilio y en la Capilla de la Virgen de las Santas Cuevas. Tras ello se realizan en el exterior de la Abadía, las actuaciones de la Banda de Música Municipal y del Grupo Municipal de Bailes Regionales, mientras se ofrece a todos los granadinos asistentes, vino de la región, tortas jayujas, habas y otros productos locales.

Origen de las Fiestas de San Cecilio.

Granada vivió a lo largo del siglo XVII la recuperación y la festividad de San Cecilio como primer obispo y patrono de la ciudad, gracias al descubrimiento, de las reliquias que dieron origen a la fundación de la Abadía del Sacromonte. El arzobispo Pedro de Castro, fue el gran impulsor de este proceso, con la fundación en 1607 de la Abadía, para custodiar las reliquias de los santos mártires que habían aparecido en el monte de Valparaíso, en 1595. El Arzobispo Pedro de Castro aprovechó esta oportunidad para crear un centro de veneración para las reliquias, y que se convirtieron, en lugar de peregrinación.

Tras el Sínodo Provincial realizado el 30 de abril de 1600, se aprueban las reliquias en la Catedral de Granada con gran solemnidad y festejos:

Leyda la sentencia, repicaron las campanas de la Santa Iglesia, y con ella las de toda la ciudad. Tañeron los menestriles, tocó el órgano, y el Alhambra disparó su artillería. Acabado este ruido començó la música otro más suave, cantando un Te Deum laudamus con tal destreza y harmonía, que no espero oír otro mejor. Los cantorcillos, vestidos de damasco carmesí y blanco, hizieron un coloquio, entretexiendo con la música chançonetas, y con ellas una bien ordenada dança, haziéndoles la música el son.

Pasado unos años del hallazgo de las reliquias de San Cecilio, ya se realizaban muestras de exaltación y veneración por el santo. El cabildo de la Catedral de Granada apoyó el impulso del arzobispo Castro en la invención de las reliquias, y adoptó como propia la celebración del día de San Cecilio. En el acuerdo de cabildo que tuvo lugar el 30 de enero de 1601, se decidió, qué desde ese año se celebre, el 1 de febrero, la fiesta del Patrono San Cecilio en su día.

San Cecilio es una festividad con mucha afluencia de público, y puesto que, el 1 de febrero, no es festivo, se optó en 1991, por trasladar el día de la Romería de San Cecilio, al primer domingo de febrero, con la intención de que pudiera asistir todo el que quisiera.

Lugares para visitar en Granada

Fecha

Feb 02 2020

Coste

0 €

Localización

Abadía del Sacromonte
Granada

Próximo Evento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *