LOS MOSQUETEROS DE BÉZNAR Conocidos también como los Mosqueteros del Santísimo Sacramento

Los mosqueteros de Béznar

Los mosqueteros de Béznar

En los primeros días de septiembre tiene lugar en el pueblo de Béznar, una de las tradiciones históricas más antiguas de Granada. Se trata del desfile de los “Mosqueteros del Santísimo Sacramento”, también conocido como los Mosqueteros de Béznar o los Mosqueteros de San Antón.

La historia de los Mosqueteros de Béznar se remonta a 1556. En torno a ella se conmemora la victoria por parte de la milicia local, que rescató a nueve cautivos cristianos y un sagrario, estos habían sido secuestrados por un grupo de moriscos sublevados antes de iniciarse la guerra de las Alpujarras.

Historia de los Mosqueteros de Béznar.

La tradición cuenta que algunos de los monfíes ( asaltantes y saqueadores) del Nazcoz de Nigüelas atacaron al Beneficiado y a su séquito cuando se dirigía a dar el Santísimo Sacramento a un moribundo. En el asalto murió el Sacristán y un labrador. Secuestraron a María Trinidad, hija del labrador, y robaron el Santísimo que era conducido en el portaviático.

Conocido el suceso, el pueblo se reunió en la plaza para perseguir a los monfíes. Se presentó entre el revuelo D. Martín Alonso de Frías, alférez de los tercios de Flandes, que organizó una Hermandad con la misión de rescatar al Santísimo, para ello acudieron al Marqués de Mondéjar D. Luis Hurtado de Mendoza, que les concedió 25 mosquetes, arcabuces, armas blancas y munición.

Los monfíes se hallaban en el flanco izquierdo del Barranco de Tablate, sobre un tajo y entre dos pequeñas lagunas.

El ataque de 30 mosqueteros, auxiliados por 11 corredores bajo el mando de Don Martín Alonso de Frías, sorprendió a los monfíes de las lagunillas, que sufrieron una terrible derrota.

Se liberaron nueve cautivos de los veintitrés que tenían, entre ellos, María Trinidad, que portó entre sus manos el portaviáticos, con el Santísimo, hasta Béznar, donde lo entregó al Beneficiado.

La Sagrada forma fue conducida al Sagrario, al tiempo que se producían las primeras descargas en honor al Santísimo. Como premio los mosqueteros recibieron coronas de flores, origen de los adornos de flores de sus sombreros.

Los solteros recibieron de sus prometidas las cintas de los cuellos de sus camisolas, origen del adorno de las nueve moñas de seda y de los dos lazos de mayores dimensiones, llamados de la eme.

También recibieron los mosqueteros manteles de Valencia, que cubrían las cabezas de las mujeres, y mantones que colgaron de sus correas (hoy fajas, de color grana).

D. Juan de Austria conoció todas estas hazañas por boca del alférez Martín Alonso de Frías. A los mosqueteros  se les concedió el privilegio de que cada año, sus miembros, pudieran desfilar por las calles de Béznar entre disparos de arcabuces en memoria de aquellos hechos y en honor al Santísimo. El Príncipe concedió a María Trinidad una pensión como premio a su heroísmo.

PARQUE DE LAS CIENCIAS
Mosqueteros del Santísimo Sacramento, conocidos también como los Mosqueteros de Béznar o los Mosqueteros de San Antón

Mosqueteros del Santísimo Sacramento, conocidos también como los Mosqueteros de Béznar o los Mosqueteros de San Antón

Desfile de los Mosqueteros del Santísimo Sacramento.

En la actualidad, los Mosqueteros de Béznar se forman por una veintena de hombres, con diferentes personajes:

  • El Teniente o Abanderado, de mayor rango. Lleva una bandera con los colores del Vaticano y el escudo de España.
  • El Sargento o Pica. Con  el mismo traje que el Teniente, su distintivo es la pica o alabarda.
  • El Cabo. Encabeza el desfile y se encarga de realizar los disparos del alba.
  • Los Mosqueteros. Son el elemento principal y más llamativo de la  fiesta.

Además, el desfile cuenta con un polvorista, mayordomos y la banda de música.

El ritual comienza con El Alba, que se desarrolla sobre las 6 de la mañana. El cabo mosquetero junto con la banda de música toca diana y se realiza el primer disparo, anunciando así, a los demás mosqueteros, que se vayan preparando.

A las 8 comienza la Recogida, el Cabo pasa por la casa del primer mosquetero realizando un disparo al aire. El mosquetero sale de su casa y realiza otro disparo. Este ritual se repite de casa en casa hasta completar el grupo. Los mosqueteros se dirigen en ese momento a la casa del Teniente Abanderado.

Tras escuchar el himno de España y una descarga, el Teniente y Sargento se incorporan al desfile. El grupo se dirige hacia la plaza de San Antón, donde tiene lugar el pase de revista, uno de los momentos más vistosos del recorrido.

Al finalizar el pase de revista, los Mosqueteros continúan el desfile, parándose en todas las viviendas en las que hay  mayordomos para rendirles homenaje. En este acto la banda de música toca hasta que un Mosquetero efectúa un disparo.

Cuando han finalizado los homenajes tiene lugar la misa en la Iglesia de San Antón. Durante la eucaristía, los mosqueteros escoltan el Santísimo Sacramento.

Al terminar la misa se inician distintos actos lúdicos, con comida y juegos populares. Sobre las seis y media de la tarde los mosqueteros vuelven a desfilar, esta vez, acompañados de niños y niñas de 4 a 14 años, vestidos con la indumentaria típica de los mosqueteros.

Antes de comenzar la procesión se realiza el “revoloteo o baile de la bandera”. La banda comienza a interpretar un vals, y el teniente, al ritmo de la música, hace girar la bandera. Finalizado el baile de la bandera, comienza la procesión.

Deja una respuesta

Tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario