TORRE DE COMARES Fue residencia de los sultanes nazaríes

TORRE DE COMARES

TORRE DE COMARES

La Torre de Comares es uno de los baluartes más significativos de la Alhambra. Si hiciéramos un ranking con los torreones más altos del monumento nazarita, la Torre de Comares quedaría en el primer puesto, con sus 46 metros de altura, y sus 18 metros de ancho en cada lado.

La Torre de Comares se integra en un conjunto de casi 3000 metros cuadrados. Junto con la Madraza de los Príncipes, el Mexuar, el patio del Cuarto Dorado, el patio de la Alberca y los Baños forma parte del Palacio de Comares.

Frente a la torre se sitúa un patio rectangular con pórticos en los lados menores y una gran alberca alargada central, con jardines a sus lados. La alberca, además de crear un microclima para refrescar el ambiente en el verano, refleja la torre en el agua provocando sensaciones evocadoras.

La austeridad exterior de la torre de Comares, de pocos huecos de ventanas con gárgolas en sus fachadas, contrasta con su riqueza interior. Yusuf I fue el que comenzó su construcción, en la primera mitad del siglo XIV, y su hijo Muhammad V el que la finalizó.

Torre de Comares - Foto Oliver González

Torre de Comares – Foto Oliver González

Fue desde un principio, residencia de los sultanes nazaríes.  La vivienda de invierno se encontraba en el primer piso de la torre. Además de las dependencias del sultán, aquí estaba el Salón de Embajadores o Qubba del sultán Yúsuf, donde se celebraban las audiencias privadas y los actos solemnes con personalidades de alto rango.

Sobre el origen del nombre de Comares hay varias teorías, sin embargo, la más aceptada es la que dice que proviene de las “comarías”, unas vidrieras de colores que cerraban los nueve balcones, de la sala de los Embajadores. Pero Comares también significa “estancia o asiento del trono”.

El acceso a la sala de los Embajadores se realiza por el patio del Cuarto Dorado, situado detrás de la sala del Mexuar, el área administrativa del emirato.

El Salón de Embajadores de la Torre de Comares es una estancia cúbica o  “qubba”, que gracias al gran grosor de las paredes de la torre permite abrir tres alcobas en cada uno de los lados Norte, Este y Oeste, donde se situaban los asistentes. El sultán se encontraría en la alcoba central de la fachada que se abre al Albayzín.

Techo - Torre de Comares - Foto: Siggy Nowak

Techo – Torre de Comares – Foto: Siggy Nowak

Se cubre la sala con una enorme techumbre de madera, con apariencia de bóveda esquifada, decorada con mocárabes en el cubo central y estrellas de ocho y dieciséis puntas, más siete círculos concéntricos. Algunos autores apuntan que esta cúpula, sería una representación simbólica de los siete cielos del paraíso islámico, con el trono de Dios situado en el octavo cielo, en el cubo central y decorado con mocárabes. Es una de las obras más importantes de la carpintería de armar nazarí.

Las paredes están completamente decoradas con diversos tipos de motivos en estuco. Además se encuentra una de las mejores colecciones de zócalos de alicatado de la Alhambra, así como yeserías de magníficos desarrollos geométricos y caligráficos, que todavía están bien conservadas, en las que se puede apreciar parte de su policromía original. En el centro del suelo hay un cuadrado de azulejos con el nombre de Allah.

Tras la conquista de Granada, por parte de los Reyes Católicos, el palacio nazarí quedó establecido como Casa Real y cuartel militar. Se hicieron múltiples obras de reparación y remodelación de la Torre de Comares, entre ellas los remates piramidales de las almenas.

Entre las leyendas más conocidas que se ciernen sobre la Torre de Comares está, que a finales del siglo XV, se celebró en esta sala el Consejo en el que se acordó entregar Granada a los Reyes Católicos. También que fue aquí donde Cristóbal Colón convenció a los Reyes Católicos de su viaje a las Indias, y donde la reina Isabel le ofreció sus joyas para financiar el viaje.

 

Por si quieres conocer más sobre este conjunto te dejamos una agenda donde poder contratar una visita guiada.

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario