• Síguenos

¿Qué visitar en Laroles? Un lugar para disfrutar del paisaje y sus gentes

LAROLES

LAROLES

¿Eres de esas personas que están deseando que llegue el buen tiempo, para visitar los pueblos más alejados de la capital granadina? ¿Sí…?, pues… ¿Qué tal si nos acompañas a recorrer Laroles?. Te contaremos qué visitar en Laroles, una localidad alpujarreña cabeza del Ayuntamiento de Nevada.

Si piensas que llegar hasta Laroles, por la carretera de Lanjarón o de la costa se te va a hacer tedioso, una buena idea es ir por la Ragua, así lo hicimos nosotros y nos encantó.

Desde Guadix hasta el Puerto de la Ragua, son apenas 45 minutos, y desde la Ragua hasta Laroles un paseito de “ná”. Además es cuesta abajo, así te ahorrarás, un poco de gasolina 😉 .

CERRO DONDE SE LEVANTÓ EL CASTILLO DE LAROLES

CERRO DONDE SE LEVANTÓ EL CASTILLO DE LAROLES

El paisaje desde la Ragua a Laroles es espectacular. Incluso conduciendo se divisa un vasto territorio, tanto de la provincia de Almería como de Granada. 

Antes de llegar a Laroles, entre curva y curva, se ve como sobresale la torre del campanario de la iglesia de Nuestra Señora del Rosario.

Historia de Laroles 

Desde la prehistoria esta parte de Granada estuvo habitada. Por aquel entonces, el ser humano buscaba prioritariamente, agua, caza y cobijo, y aquí lo encontró. 

Los romanos fueron la civilización más antigua que llegó a establecerse en Laroles. Precisamente el nombre del pueblo procede de la palabra latina “Laurus” o laurel. Pero no es hasta la llegada de los musulmanes, en el siglo XI, cuando Laroles sufrió una mayor transformación. 

Esta alquería era la que se encontraba a mayor altitud del distrito nazarí, en la taha de Ugíjar. Fue un enclave importante durante mucho tiempo. 

CALLES DE LAROLES

CALLES DE LAROLES

A lo largo de los siglos ha habido un gran trasiego de personas y mercancías entre la zona de Guadix y la zona del Marquesado del Zenete con La Alpujarra y la costa mediterránea. El puerto de la Ragua es el paso natural de Sierra Nevada. Antiguamente, para referirse al puerto de la Ragua también se decía Puerto de Laroles. 

La presencia del río Laroles y los múltiples arroyos de agua han hecho posible el desarrollo de la localidad, desde la antigüedad, como pueblo agricultor y ganadero. 

Los árabes para tener un mayor control y gestión de los recursos hídricos del río Laroles, levantaron, cerca del curso del río, una fortaleza: El castillo de Laroles o de Sant Afliy. Coronaba un cerro arcilloso, en el extremo Noreste del término municipal de Ugíjar, a 2 kilómetros al Norte del pueblo de Cherín y a unos 500 metros por debajo de la confluencia de los ríos Laroles y de la Ragua. El cerro donde se levantó el castillo es fácilmente identificable por sus profundas cárcavas.

La conquista de Granada a manos de los castellanos, supuso una merma en los privilegios de los moriscos que habitaban Laroles, que fueron junto con los de Ugíjar los que con más saña se levantaron en armas en las Navidades de 1568.

Luis Mármol de Carvajal cuenta en sus crónicas sobre la rebelión de los moriscos:

Alzose el lugar de Lároles el mismo día viernes, víspera de pascua de Navidad. Los cristianos se metieron en la iglesia y se hicieron fuertes en la torre del campanario. Luego acudieron los moros de Bayárcal y de los otros lugares comarcanos, y robando las casas de los cristianos, fueron a la iglesia, y hallando poca defensa, porque los nuestros se habían recogido en la torre, entraron dentro, y con cruel rabia deshicieron los altares, rompieron las aras y los retablos, y saquearon cuanto había dentro, y arrastraron y trajeron por el suelo todas las cosas sagradas. 

Mientras unos se ocupaban en estos sacrilegios, otros cercaron la torre, y requirieron a los cercados que se rindiesen y les entregasen las armas.

(…) Los herejes descreídos no les guardaron la palabra, y nada más entregaron las armas, los desnudaron a todos en camisa, y dándoles de palos … 

CULANTRILLO DE POZO EN EL LAVADERO DE LAROLES

CULANTRILLO DE POZO EN EL LAVADERO DE LAROLES

Mármol de Carvajal sigue relatando con todo detalle como, los moriscos destrozaron las imágenes religiosas, quemaron la iglesia de Laroles, y quemaron vivos a los clérigos untados previamente con pez. A los vecinos del pueblo los mataron con disparos de arcabuces y ballestas. Los despedazaron con las espadas, y dejaron los cuerpos al descubierto.

Tras la expulsión definitiva de los moriscos, el pueblo fue repoblado con cristianos llegados de los más diversos lugares.

¿Qué visitar en Laroles?

Arquitectura relacionada con el agua 

Laroles es un pueblo marcado por el agua. En esta localidad hay varias fuentes y acequias dignas de ver, entre ellas destacamos:

LAVADERO NUEVO - LAROLES

LAVADERO NUEVO – LAROLES

La Acequia Vieja, situada en el margen izquierdo del río Laroles. 

Cerca de la carretera discurre sobre una gran roca, conocida en el pueblo como “La Resbalaera”. Sus aguas daban la energía necesaria para mover la maquinaria de cinco molinos harineros. 

Aljibe de los Peñones. Está situado en el campo, cerca del Castillo de Júbar, abastecía de agua al Cortijo de los Peñones. Está cubierto por una bóveda de medio cañón, y es de época Medieval.

Aljibe de las Pinturas. Es otro aljibe de época Medieval. Se encuentra dentro del pueblo, integrado en una vivienda particular en la Calle San Sebastián. 

Lavadero Antiguo, se sitúa en el extremo suroccidental de Laroles. Se desarrolla sobre un lateral de la acequia. El espacio se encuentra descubierto y al pie de un antiguo molino. La pila de hormigón está muy baja.

Lavadero Nuevo, está junto a un parque infantil, y a diferencia del “Lavadero Antiguo”, este sí se encuentra techado, y sus pilas permiten el lavado en una posición más o menos cómoda.

Muchas son las fuentes que podemos ver en Laroles, realizadas con lajas de piedra, entre ellas: Fuente del Barriche, Fuente del Barrio Alto, Fuente de la Ermita, Fuente de la Iglesia, Fuente de los Jaberos, Fuente del Lavadero de Abajo, Fuente Mauricio, y Fuente Real. Sin embargo, la fuente con más personalidad es la Fuente de la Virgen.

FUENTE DE LA VIRGEN - LAROLES

FUENTE DE LA VIRGEN – LAROLES

Esta última fuente, está centrada por una imagen realizada en mármol, de la Virgen Inmaculada con Niño, sobre angelotes, y colocada sobre un pedestal del mismo material. Bajo ella se colocó una cartela con la siguiente leyenda: “Con un Ave María se ganan 40 días de indulgencia”. En la esquina derecha aparece la fecha de 1681. 

Tanto la imagen de la Virgen como la cartela se encontraban, anteriormente dentro de una hornacina, en un edificio a espaldas de la fuente.

Siete son los molinos harineros que estuvieron funcionando en Laroles hasta hace pocas décadas. Los que quedan en pie y que podemos visitar son Molino de Antonio Hervas, Molino del Atajo, Molino de Don Cecilio, Molino del Estanque, Molino de Hervas, Molino de Marcos, Molino de Paja Larga, Molino de Los Pericos, y el Molino del Zocato.

Viviendas singulares de Laroles 

Undurón se sitúa en el margen derecho del río, sobre la carretera de Mairena. Es una antigua alquería musulmana, de época Emiral.  Probablemente fue el origen de Laroles. Quedó abandonada tras la expulsión de los moriscos. Al parecer, podría conservar restos de  las murallas y de la antigua mezquita.

EL COBERTIZO - LAROLES

EL COBERTIZO – LAROLES

El Cobertizo, situado bajo una vivienda en la calle Posito. Es un característico túnel adintelado, soportado por rollizos de madera y lajas. En su extremo superior, presenta un arco rebajado de refuerzo, con dovelas de mampostería. Su función es la de servir de paso para la evacuación de aguas de un antiguo barranquillo.

Casa de Antonio “El Aguacil”. Está situada en la Calle San Pedro. Este inmueble del siglo XIX, es una de las viviendas más singulares de Laroles.

Casa de Santiago Rodríguez, en la calle Posito, fue la antigua Casa-Cuartel de la Guardia Civil. Es una vivienda del siglo XIX.

Casa de Don Cecilio. Construida, en el siglo XX, sobre una antigua vivienda morisca.

Tinao de la Calle Capitán. Es un tinao adintelado, soportado por vigas de madera, alfajías y lajas de piedra. En su parte sur, está delimitado por un arco segmentado, con faja en resalto.

Arquitectura religiosa de Laroles

Ermita de San Sebastián. Fue construida en el siglo XVIII. Se encuentra por encima de la carretera de Mairena, junto al cementerio. Su planta es rectangular, se cubre con tejado a dos aguas. Justo debajo del tejado se abre un vano para la campana. La portada, a los pies del templo, presenta un arco rebajado sobre escalinata. 

Ermita de la Virgen del Carmen. Construida entre finales del siglo XIX y principios del XX. Se encuentra en la Calle Real. 

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario

Iglesia de Nuestra Señora del Rosario El templo de Laroles, fue levantado a mediados del siglo XVI por el albañil Alonso Velázquez y el carpintero Domingo de Frechilla, mientras que el morisco Pedro el Raguani proporcionaba el ladrillo. El templo fue quemado por los moriscos y se reconstruyó entre 1585 y 1588, por el albañil Hernando de Azuaga y el carpintero Cristobal de Azuaga. 

Para su reconstrucción se aprovecharon materiales del despoblado de Undurón. En el último cuarto del siglo XVII, se realizaron nuevas obras, y en la segunda mitad del siglo XVIII debió construirse la actual cabecera, y posteriormente, la ampliación a tres naves. Contemporánea a la ampliación debe ser la torre, que fue reparada tras el terremoto de 1884.

La iglesia presenta planta de cruz latina inscrita en un rectángulo, con tres naves, transepto, crucero y capilla mayor. 

El crucero se cubre mediante una cúpula sobre pechinas, mientras que los brazos del crucero lo hacen con bóvedas de medio cañón. La nave central se cubre con una bóveda de medio cañón rebajada con lunetos y arcos fajones. 

Dos arcos de medio punto, a cada lado de la nave central, la comunican con las naves laterales. 

En el lado de la epístola se localiza un camarín de planta cuadrada, con cúpula decorada con formas geométricas de estuco. A su izquierda se levanta la torre, construida completamente en ladrillo y cubierta con un chapitel curvilíneo de pizarra sobre un tejado a cuatro aguas. A lo largo de todo el lateral de la fachada se abren ventanas con molduras en resalto.

 

Fiestas de Laroles

FAROLILLOS DE LAROLES

FAROLILLOS DE LAROLES

Fiestas de San Sebastián y San Antonio. El día 6 de enero comienzan las fiestas patronales de Laroles, con una procesión hacia la ermita, para bajar a los santos patrones a la iglesia. La bajada, es popularmente conocida como la “Procesión de los Manchos”, porque los fieles alumbran el camino con antorchas de esparto o manchos. 

Entre el 17 y el 20 de Enero, se realizan las “guerrillas”, una de las recreaciones de Moros y Cristianos más famosas de la Alpujarra. Se hace una representación histórica entre dos bandos entre el estruendo de los trabucos, en el paraje llamado “el Ejido”.

San Marcos, 25 de Abril, es otra de las fiestas señaladas en Laroles. Este día, se realiza una procesión a las 9:00 de la mañana. Está encabezada por la tradicional banda de tambores del pueblo. El santo lleva una gran rosca de pan colgada del brazo. Las andas también se decoran con roscos de menor tamaño. Posteriormente se hace el reparto de los roscos a los vecinos. Durante la jornada también se lleva a cabo los “marros”, que es el paso de la gente a lomos de sus caballerías para recoger dos roscos, uno para el jinete y otro para el animal.

La noche de San Juan, 23 de junio, además de hacer las correspondientes hogueras, es tradición lavarse la cara en la Fuente Mauricio.

La Noche de los Faroles. Es uno de los festejos más bellos que hemos visto. En las calles principales del pueblo se cuelgan miles de farolillos, realizados con latas de refrescos, y en cuyo interior se ha colocado una vela. Esta fiesta es un llamamiento a la convivencia entre culturas. Está organizada por el grupo de jóvenes del municipio.

Fiesta de la castaña. Se festeja el 1 de Noviembre. Este día los mayordomos cogen las castañas, entre los castaños que hay en el pueblo. Por la noche, se hace una verbena, se asan las castañas, y reparten a todos los asistentes, acompañándolas de una copa de anís.

¿Qué visitar en Laroles? Un lugar para disfrutar del paisaje y sus gentes
5 (100%) 5 vote[s]

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *