CASA REAL DE SANTA FE – HOSPITAL REAL DE SANTA FE Construido en el siglo XVIII

CASA REAL DE SANTA FE - HOSPITAL REAL DE SANTA FE

CASA REAL DE SANTA FE / HOSPITAL REAL DE SANTA FE

Santa Fe es una de las ciudades con más patrimonio histórico del cinturón granadino. Esta ciudad, fundada a finales del siglo XV, fue protagonista de dos hechos históricos fundamentales. Por un lado, la firma de las Capitulaciones, el 25 de noviembre de 1491, que supusieron la rendición definitiva del reino nazarí. Y por otro la firma de las Capitulaciones de Colón el 17 de abril de 1492, que le permitían viajar hacia las Américas.

El centro de Santa Fe, enmarcado por las cuatro puertas de acceso a la ciudad, ha sido desde el siglo XV punto neurálgico y sede de las instituciones administrativas. Aquí se concentran entre otros inmuebles, el Ayuntamiento, la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, el pósito y el Hospital Real de Santa Fe, del que hablaremos hoy.

Hospital Real de Santa Fe – Casa Real de Santa Fe

El Hospital Real de Santa Fe – Casa Real de Santa Fe, fue erigido a finales del siglo XVIII, en sustitución al antiguo hospital.

El primer hospital de esta ciudad lo fundaron los Reyes Católicos, en tiempos de la conquista. Estuvo ubicado en un descampado próximo, hasta 1772, más o menos en el lugar en el que hoy se encuentra el coro de la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación y el solar contiguo a la misma.

El Hospital Real de Santa Fe era uno de los ocho hospitales de tránsito que existieron durante la conquista.  Estos hospitales tenían como finalidad la de aportar abrigo y socorro a las personas que iban de pueblo en pueblo buscando caridad. No era un lugar donde se realizaban curaciones complejas. El hospital además de dar cobijo, actuaba de enlace entre los posibles enfermos y los sanatorios de Granada, trasladándolos hasta allí si era necesario.

El hacinamiento, las nulas condiciones higiénicas tanto en el edificio como en las ropas que portaban los enfermos, unidos a la falta de ventilación, dieron lugar a numerosas quejas por los malos olores. Durante mucho tiempo el miedo a acudir al hospital era tal, que tan solo llegaban hasta allí los desahuciados y moribundos.

Este hospital era un edificio de dos plantas, con entrada por la calle Real. La planta baja tenía un portal, cocina, una habitación para hombres y otra para mujeres, cada una de ellas con chimenea y apoyos para dormir. Además estaba la vivienda del hospitalero. En la planta alta había dos salas de enfermería y un granero. Contaba en el siglo XVIII con un médico, un sangrador, una enfermera y un boticario.

CASA REAL DE SANTA FE 1682

CASA REAL DE SANTA FE 1682

En 1772 el primer Hospital Real de Santa Fe estaba en estado de ruina y se demolió. Se construyó un nuevo hospital, unos metros más abajo, en el lugar en el que estuvo la Casa Real, edificio que mandaron construir los Reyes Católicos para su alojamiento.

La Casa Real de Santa Fe se convirtió en la sede de la corte hasta el día 6 de enero de 1492. El solar donde se encontraba el inmueble medía 56 metros de largo por 49 de ancho. En este espacio había una edificación de 146 metros cuadrados, de trazado asimétrico y de dos plantas. El resto del solar estaba ocupado por el jardín y la huerta.

La Casa Real era un edificio de estilo mudéjar, tenía dos portadas que daban acceso a la casa-palacio. La principal, frente a la plaza, daba paso a un zaguán enlucido y empedrado, como un patio. Del zaguán partían dos escaleras que subían a la planta principal donde se encontraban las dependencias reales y una sala dedicada a las audiencias. Tenía un balcón que permitía presenciar los actos que se celebraban en la plaza.

La segunda portada daba acceso a la casa, y servía de entrada a caballos y carrozas. Frente a las caballerizas se encontraba una galería columnada con tres puertas. Desde aquí se entraba a la cocina, al comedor y tenía salida al zaguán. Desde la casa partía un pasaje que llegaba hasta la iglesia y, que permitiría a los Reyes asistir a los cultos de forma privada.

Disponía La Casa Real de Santa Fe de una torre almenada, donde se ubicaban los centinelas de la Casa Real.

En 1607 la Casa Real se encontraba en peligro de ruina y su función era la de depósito de municiones. En 1620 se terminó de arruinar a causa de un incendio.

A finales del siglo XVIII se le encargó, el proyecto de la construcción del nuevo hospital al arquitecto Domingo Lois Monteagudo, el mismo que dirigió las obras de la iglesia de la Encarnación de Montefrío.

Domingo Lois levantó, frente al hospital, el edificio del Pósito. Eligió para el Hospital Real de Santa Fe y el pósito una arquitectura simple y funcional, de fachadas de ladrillo con contrafuertes exteriores, vanos adintelados y techado de tejas.

Después de muchas vicisitudes llegando hasta el abandono, hoy en día la Casa Real de Santa Fe – Hospital Real de Santa Fe funciona como despacho parroquial y alberga las instalaciones del Instituto de América

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario