• Síguenos

PÓSITO DE SANTA FE Construido entre los años 1778 y 1780.

PÓSITO DE SANTA FE

PÓSITO DE SANTA FE

La ciudad de Santa Fe fue fundada, en 1491, por los Reyes Católicos, a partir del campamento que sirvió, a las tropas castellanas, para concluir la conquista de Granada.

Esta ciudad-campamento, estaba fortificada, y contaba con murallas almenadas, torres, fosos, puentes levadizos protegidos por baluartes, y cuatro puertas de entrada, que confluían en una encrucijada formada por las dos calles principales de la ciudad. En ese centro se fueron levantando, a lo largo de los siglos, los edificios más importantes de Santa Fe. Entre ellos la Casa Real, la Colegiata de Santa Fe, un pósito, un hospital, y la casa consistorial.

El Pósito de Santa Fe

Los pósitos, surgieron en el siglo XV. Eran edificios destinados a silo, actuando como verdaderos bancos de cereal, utilizados por los agricultores de la localidad. La mayoría fueron construidos por iniciativa de particulares.

INTERIOR - PÓSITO DE SANTA FE

INTERIOR – PÓSITO DE SANTA FE – Foto:Juan Antonio Martín Jaimez

Nacieron con la finalidad de almacenar el cereal y ser un reservorio, principalmente de trigo, facilitando el abastecimiento de grano durante las épocas de siembra y escasez. 

Los precios de compra-venta de grano estaban regulados, y se podían pedir préstamos, librando así a los labradores de la usura.

El primer pósito de Santa Fe, se levantó en el siglo XVI. No era un pósito pío, sino dependiente del Consejo de Castilla. Se encontraba en el lado sur de la Plaza y estaba separado de la Casa Real por la Calle Ancha (actual Calle Isabel la Católica).

A mediados del siglo XVIII, el Pósito Viejo de Santa Fe, se quedó pequeño para albergar la gran cantidad de cereal de la zona. Desde 1773 se planteó la ampliación del Pósito. Esta reconstrucción se realizó entre los años 1778 y 1780.

El arquitecto Domingo Lois Monteagudo, que por aquel entonces ya estaba a cargo de las obras de la Colegiata de la Encarnación, fue el encargado de hacer un informe de reforma del edificio.

Debido al lamentable estado de conservación del inmueble, Monteagudo, propuso rehacer el Pósito, y levantar el suelo para que la humedad no dañara el grano. Asimismo recomendó ampliar el Pósito. Para ello había de adquirirse la casa adyacente, propiedad de Fernando de Utrilla

INTERIOR - PÓSITO DE SANTA FE

INTERIOR – PÓSITO DE SANTA FE – Foto:Juan Antonio Martín Jaimez

En febrero de 1780 el nuevo Pósito ya estaba casi acabado. Se ideó como un edificio sencillo y funcional, presentando dos plantas de alzada y fachada a tres calles: La principal da la Plaza y su lado mayor a la calle Isabel la Católica. 

Tan solo 26 años después de ser inaugurado, el nuevo Pósito de Santa Fe, quedó afectado por el terremoto del 27 de octubre de 1806. La parte opuesta a la fachada terminó totalmente resquebrajada, proponiendo, el arquitecto municipal, su demolición. Aun así, debido a la solidez del inmueble, éste sirvió de improvisado refugio para albergar tanto a los vecinos heridos por el seísmo como a los enfermos de la ciudad. En mayo de 1808, el pósito, ya estaba de nuevo en funcionamiento.

A mediados del siglo XIX los pósitos comenzaron a no almacenar tanto grano, y harán más prestamos en metálico,  comportándose como bancos agrícolas.

En 1869, el inmueble tuvo que ser, de nuevo, rehabilitado. Es  por aquel entonces cuando se propuso, debido al poco grano almacenado, convertir la planta baja en diferentes locales independientes. 

INTERIOR - PÓSITO DE SANTA FE

INTERIOR – PÓSITO DE SANTA FE – Foto:Juan Antonio Martín Jaimez

A mediados de los 70 del siglo XIX, los 6 locales que se habían proyectado, no terminaban de arrendarse, pues el precio exigido por la corporación local era muy alto. En esa década se decidió también arrendar la planta alta del Pósito, que por entonces, apenas se usaba como panera. Para ello se subdividió en dos locales. 

En el siglo XX se vendió en pública subasta el trigo almacenado en la panera alta del Pósito de Santa Fe. A partir de 1908 ya no se almacenó más grano en este edificio. 

En 1916 debido a que la humedad estaba haciendo estragos en los muros del Pósito, amenazando incluso su ruina, el consistorio tuvo que acometer nuevas reformas. Pero la corporación municipal no podía hacerse cargo del elevado coste de estas obras. Se presentó, entonces, un proyecto para acondicionar la planta baja del Pósito como sala de espectáculos. Pocas referencias se tienen desde entonces hasta 1973, cuando la Caja Rural de Granada estableció su primera sucursal en Santa Fe, en los bajos del viejo Pósito, oficinas que estuvieron en funcionamiento hasta 1991.

En los años 80 del pasado siglo, el pósito, se volvió a reformar para convertirlo en sala de exposición y en la sede de los servicios sociales del municipio. 

Además de exposiciones temporales, el Pósito de Santa Fe, cuenta con una extensa colección, de arte y arqueología precolombina de gran calidad, bajo el nombre de Altas Culturas Americanas.

Descripción del Pósito de Santa Fe

A pesar de las reformas acometidas en el pósito de Santa fe durante más de dos siglos, este inmueble de dos plantas, sigue conservando su encanto original de estilo neoclásico. 

El cerramiento es de fábrica de ladrillo. Su composición alterna dobles machones, simples en el alzado principal, con paños donde se abren los vanos, ventanas en la parte superior y puertas en la inferior

En la fachada que abre a la plaza aparece una placa de piedra con tres medallones. El central con el escudo de armas reales y en los laterales con las inscripciones:

“Reinando Don Carlos III se hyzo este Posito / a espensas del común en el año de 1780”

PORTADA - PÓSITO DE SANTA FE

PORTADA – PÓSITO DE SANTA FE

La cubierta del Pósito de Santa Fe es a cuatro aguas y de teja árabe. 

La planta inferior o panera baja, se encuentra dividida longitudinalmente por pilares de ladrillo, organizándose en dos naves que se cubren mediante bóvedas vaidas. 

Cuenta con cuatro ventanas abiertas a la fachada este y otras cuatro a la oeste. A ambos lados de la puerta principal hay dos ventanucos. Cuando el pósito funcionaba todas las ventanas se cubrían con una reja de hierro y una malla de alambre, para impedir el paso de roedores, cuando se abrían para ventilar el grano.

En la planta superior se ha eliminado la alineación central primitiva, que soportaba la cubierta, resultando un espacio diáfano. Además se han abierto, en el siglo pasado, grandes vanos que albergan las actuales ventanas 

PÓSITO DE SANTA FE Construido entre los años 1778 y 1780.
5 (100%) 9 vote[s]

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *