MONUMENTO A CARLOS V Encargado en 947 por Gallego Burín

MONUMENTO A CARLOS V

MONUMENTO A CARLOS V

Los paseos por el centro de Granada nos permiten descubrir pequeñas joyas cuya historia merece la pena contar. En el centro de la Plaza de Universidad, frente a la Facultad de Derecho y junto a la Parroquia de los Santos Justo y Pastor, encontramos la estatua dedicada a Carlos V.

El Emperador Carlos I de España y V de Alemania, fue el monarca más poderoso de su tiempo. Heredó un fabuloso legado, que gobernó no sin dificultades. De entre todas sus posesiones tuvo especial debilidad por Granada, ultimo reino conquistado por sus abuelos, los Reyes Católicos. Eligió esta ciudad y en concreto La Alhambra para construirse un palacio, que estrenó pasando aquí su luna de miel.

El monumento a Carlos V se alza sobre una peana de 240 cm de altura en piedra de Sierra Elvira, que está grabada con relieves y figuras geométricas. La estatua es de estilo neorenacentista. Está labrada en piedra caliza levantina, porosa y débil. Representa la figura del Emperador Carlos  a tamaño real (184 cm), en posición erguida y enérgica, con coraza, calzas y larga capa. Tiene la pierna derecha ligeramente por delante y apoyada sobre un mascarón. Porta, en la mano diestra, una espada clavada en el suelo que sujeta por la mitad de su empuñadura. Bajo sus pies y tras él, se sitúa el “águila invencible de San Juan”

Es una copia de una estatua que Leone Leoni hizo en el año 1570 por orden de Felipe II y que actualmente se custodia en el Museo del Prado.

El Monumento a Carlos V fue encargado en el año 1947 por el alcalde Gallego Burín al escultor Emiliano Barral, perteneciente a la escuela granadina. No se ubica frente a la Facultad de Derecho por casualidad. Carlos V fue el fundador de la Universidad de Granada como tal y el Rectorado de la misma estuvo ubicado en este edificio hasta 1980.

La estatua ha sido maltratada constantemente, por lo que no es usual verla intacta. Los estudiantes de Medicina se reúnen en esta plaza el día de San Lucas y se dedican a gastar novatadas a sus compañeros. La que sale peor parada es la estatua, que cuando no luce un adorno sobre su cabeza es pintada con grafitis, o peor aún, mutilada de su brazo derecho. El apéndice ha sido reconstruido al menos en tres ocasiones.

El Ayuntamiento se ha planteado sustituir la estatua por una igual en bronce, para evitar así que se siga deteriorando. Pero por el momento esta acción no se ha llevado a cabo.

Como nota curiosa destacamos que hay una copia del Monumento a Carlos V en uno de los patios del Hospital Real. Este si está completo.

Deja una respuesta

Tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to MONUMENTO A CARLOS V Encargado en 947 por Gallego Burín

  1. Pingback: PARROQUIA DE LOS SANTOS JUSTO Y PASTOR - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario