• Síguenos

PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ Levantada en el siglo XVI sobre el Caz Mayor de Baza

PORTADA - PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ

PORTADA – PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ

El altiplano granadino, y más concretamente Baza, encabeza el ranking de ciudades granadinas con más monumentos dentro de la Lista Roja del Patrimonio. Esta lista, recoge y da a conocer los elementos del Patrimonio Cultural Español que se encuentran en riesgo de desaparecer, de ser destruidos o alterados. Entre los monumentos bastetanos en esta situación se halla el Palacio de los Enriquez. 

Palacio de los Enríquez

El Palacio de los Enríquez es una magnífica edificación renacentista con elementos góticos. Su construcción comenzó a principios del siglo XVI. Fue mandada a levantar por el matrimonio formado por Dª María de Luna y D. Enrique Enríquez, tío y mayordomo mayor de Fernando el Católico.

A Enrique Enríquez, le concedieron tras la conquista, las villas de Orce y Galera. Sin embargo, esto no le bastó, por lo que comenzó a comprar propiedades en el entorno de Baza. En poco tiempo fue nombrado alcaide de la alcazaba de Baza, máximo mando militar de la jurisdicción, y en 1491 fue elegido justicia mayor de Baza y de las villas de Zújar, Caniles, Benamaurel, Cúllar, Orce y Galera.

PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ- BAZA

PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ- BAZA

Enrique Enríquez, fue durante unos años la máxima autoridad administrativa, judicial y militar de Baza, y gobernó unipersonalmente una amplia comarca.

Enrique Enríquez, eligió para levantar su casa, uno de los mejores enclaves a extramuros de la ciudad de Baza, en la llamada Almunia, y junto a la Fundación y Patronato del Monasterio y la Iglesia de San Jerónimos.

El Palacio de los Enríquez, contaba con unas extensas huertas y se levantó sobre la acequia principal, el Caz Mayor, que entraba en la ciudad. Los Enríquez-Luna controlaban el abastecimiento del agua de la ciudad y el riego de la Almunia.

El Palacio de los Enríquez que ha llegado hasta nuestros días, es el resultado de la evolución constructiva realizada durante varios siglos. Desde los primeros años de su edificación ya sufrió ampliaciones y transformaciones. La Casa-Palacio estaba constituida por la vivienda de los propietarios, huertas, almacenes y casas para albergar a sus servidores cristianos, mudéjares y luego moriscos. 

El Palacio de los Enríquez fue concebido como villa de campo. Presenta varias fases constructivas que van desde el Gótico final hasta el Renacimiento. 

PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ

PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ

En un principio, el inmueble respondía al modelo de casa de campo con torre. Posteriormente pasó a conformarse como una villa de campo renacentista, con planta en H.

La entrada principal a las propiedades de Enrique Enríquez, se realiza desde la Calle Carrera de Palacio, a través de una portada constituida por un arco de medio punto, realizado en piedra y soportado por columnas. 

Una vez dentro se encuentra el inmueble, definido por una larga crujía con una logia en la fachada principal, y dos pabellones con arcos mixtilíneos, sostenidos sobre columnas toscanas. Algunos pilares y columnas presentan escudos de armas.

De lo que fue un exuberante jardín solo quedan restos de un gran estanque y varias huertas.

La fachada presenta huecos regulares. Las vigas son de madera y el enrejado es de hierro fundido. La cubierta es de teja árabe, con alero de canecillos de madera, y las baldosas de barro.

Lo más destacable del interior del Palacio de los Enríquez son las extraordinarias armaduras mudéjares y los alfarjes que cubren los salones principales. Muchos de ellos presentan una rica decoración plateresca pintada de candelieri, grutescos, putti y heráldicas.

En esta casa estuvieron viviendo los descendientes de los Enríquez hasta el siglo XVII, época en la que quedó extinta esta línea dinástica. Pasó entonces, el Palacio de los Enríquez, a ser propiedad de los marqueses de Aguilafuente. Dejó el palacio de ser vivienda habitual, pasando a ser residencia ocasional de sus administradores, los marqueses de los Vélez, y de algunos obispos de Guadix-Baza.

Primer premio - Concurso de Arquitectura Richard H Driehaus

Primer premio – Concurso de Arquitectura Richard H Driehaus

El palacio de los Enríquez sirvió de morada a San Francisco de Borja, a uno de los Duques de Gandía, al Marqués de Lombay, y Don Juan de Austria con ocasión de la guerra de los moriscos.

A finales del siglo XVIII la propiedad pasó a manos de los duques de Abrantes, quienes no lo utilizaron, y a comienzos del siglo XX  fue vendido a la familia que ha sido su dueña hasta el año 2010. En 2017 el Palacio de los Enríquez pasó a ser propiedad municipal por permuta con los propietarios.

En Mayo de 2018 se produjo el fallo del concurso de Arquitectura Richard H. Driehaus, un certamen que destina fondos para la Conservación del Patrimonio Histórico Español. 

El estudio madrileño de los arquitectos Estefanía Fernández-Cid, Rodrigo Toro, Xavier y Lucía Espinós, se alzaron con el primer premio de este concurso, con el proyecto titulado “Agua”. 

En el proyecto “Agua”, se propone, reconstruir el claustro del convento de Los Jerónimos, rehabilitándolo para uso hotelero, y recuperar el palacio de los Enríquez, sus jardines, y la antigua alberca monumental que abastecía de agua a este inmueble. Este proyecto se apoya, especialmente, en el recurso del agua, materializado en el Caz Mayor y las acequias de los huertos en torno a los cuales se configura un agradable paseo.

El Palacio de los Enríquez, está considerado B.I.C. Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, desde el 31 de octubre de 1975.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a PALACIO DE LOS ENRÍQUEZ Levantada en el siglo XVI sobre el Caz Mayor de Baza

  1. Pingback: CASTILLO DE TAJARJA - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario