PUERTA DE MONAITA Construido en el siglo XI sobre la muralla zirí

PUERTA DE MONAITA - CUESTA DE LA LONA

PUERTA DE MONAITA – CUESTA DE LA LONA

La puerta de Monaita se encuentra en la Cuesta de la Lona. Formaba parte del sistema defensivo de la Alcazaba Cadima,  y se construyó en el siglo XI, sobre el lienzo de la muralla zirí.

La Granada islámica estaba defendida por una muralla que la perimetraba por completo, aislándola del exterior y haciendo casi imposible el acceso a los enemigos. Solo se podía penetrar mediante una serie de puertas estratégicamente situadas. Hoy en día quedan pocos restos de las murallas y de las puertas.

La Puerta de Monaita, es una de las entradas más antiguas de la ciudad. Desde aquí la muralla continuaba sin interrupción, paralela a la Cuesta de la Alhacaba, llegando a la cercana Puerta de Elvi­ra. Todavía quedan vestigios de los muros de ese tramo.

La Puerta de Monaita, cuyo nombre original es Bab al-Unaydar, que se puede traducir como Puerta de la Erilla, tuvo varias denominaciones a lo largo de la historia. En textos antiguos se asignan a esta puerta los nombres de Bib el Bonaita, Puerta de San Jerónimo, Puerta de “la banderola”, y Puerta de la Cuesta.

PUERTA DE MONAITA

PUERTA DE MONAITA

La Puerta de Monaita está realizada en sillares de piedra en la base, procedentes de elementos romanos, y lajas de arenisca que llevaron desde la Malahá, en la parte superior. Conserva todo su trazado exterior, pero no el interior, que estaría dispuesto en forma de recodo, muy similar a la Puerta de Elvira, o al Arco de las Pesas.

La Puerta de Monaita forma parte de una estructura fortificada, de más de 8 metros de alto, que tiene su acceso a través de dos arcos de herradura ligeramente apuntados y unidos mediante una bóveda de medio cañón.

Los arcos tienen en su parte superior un alfiz rehundido y un dintel de ladrillo. Este tipo de arcos es muy similar a los que se encuentran en el alminar de la Mezquita Mayor de Córdoba.

Entre los dos arcos giraban las puertas, que daban paso a un patio intermedio, de forma cuadrada que medía 6 metros de lado. Desde el patio se accedía a la Alcazaba por otra puerta hoy desaparecida.

PUERTA DE MONAITA

PUERTA DE MONAITA

La Puerta de Monaita estaba defendida por una barbacana y una gran torre rectangular de 17 metros de alto y 14 de ancho, realizada de mampostería, que daban al patio. En las fachadas Este y Sur se encuentran habitáculos, que a modo de garita, servían para el resguardo de los soldados que estuvieran de guardia.

El acceso mediante rampas zigzageantes y su alto muro almenado la hacían prácticamente inexpugnable, siendo incluso más fácil el asalto desde las murallas que desde la propia puerta. Al igual que las demás puertas de Granada, esta de Monaita, probablemente también se cerraba por la noche por motivos de seguridad, dejando la ciudad  incomunicada con el exterior y más protegida.

Es curioso como muchos siglos antes de que los árabes construyeran la Puerta de Monaita, en este enclave, en torno al año 670 a.C. hubo otro punto de acceso a una primitiva ciudadela íbera, que estaba cercada por un estrecho y precario muro de 1 metro de ancho, construido con bolones de río ligados con tierra y remozados con arcilla roja. Una pequeña puerta en este punto daba acceso a una plaza semicircular, que servía de noche para estabular el ganado. La plaza estaba delimitada por varias casas.

PUERTA DE MONAITA - Ibrahim Abu Irmeis

PUERTA DE MONAITA – Ibrahim Abu Irmeis

La albaicinera Puerta de Monaita, por su disposición, su estructura y su historia, es uno de esos enclaves que despiertan en nosotros la imaginación. Siempre que pasamos a su lado, damos rienda suelta a nuestra mente, pensando y fabulando como sería la vida aquí hace más de 500 años. Imaginar como por las rampas de la puerta de Monaita, subían y bajaban todo tipo de personas, ya fuesen nobles, reyes a caballo o comerciantes con los carros cargados de mercancías, es nuestra manera de seguir siendo unos críos de mente inquieta.

Bibliografías principales:

  • Una puerta de madina Garnata: Bab al-’Unaydar (Monaita) – Ibrahim Abu Irmeis.
  • Granada antes de Granada. Un paseo arqueológico por los restos de la ciudad ibérica de Iliberri- Andrés María Adroher Auroux

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario