MIRADOR DE LA LONA Desde donde admirar gran parte de Granada y su vega

Mirador de la Lona

Mirador de la Lona

El paisaje que se extiende alrededor de la ciudad de Granada se caracteriza por disponer de elementos muy diversos, siempre dominados por Sierra Nevada, la Vega Granadina, o la Alhambra.

Si queremos admirar tanta belleza, lo mejor es acercarse hasta uno de los numerosos miradores que tiene la ciudad. Conocidos son los de San Nicolás, San Cristóbal o San Miguel Alto, sin embargo, el Mirador de la Lona es uno de esos enclaves que pasan de soslayo, donde pocas personas se acercan y aquellas que lo hacen no están más de dos minutos.

Desde el mirador de La Lona, la vista se pasea por los monumentos cercanos como la Puerta Elvira, la Iglesia de San Andrés, o la Catedral, pero también es capaz de perderse contemplando gran parte de la Vega, Sierra Elvira, o Moclín.

Casa de la Lona

Casa de la Lona

El mirador de la Lona se sitúa en el Albaicín muy cerca de la Iglesia de San Miguel Bajo. Para acceder hasta este mirador hay que subir a través del carril de la Lona, cuyo tramo superior fue restaurado hace poco años.

El nombre de la “Lona” que sustenta tanto el mirador como el carril, hacen alusión a la Casa de La Lona, un inmueble del que se cuentan muchas y diversas leyendas alimetadas por los escritos de Afán de Ribera y de Washington Irving, que han ido variando a lo largo de los años

La Casa de la Lona, existió y se derribó en los años 70 del pasado siglo cuando era un corral de vecinos creado a principios del siglo XX. Esta casa se levantó en el XVII sobre los restos de otra vivienda morisca estructurada en torno a una alberca, que había ardido en 1639 y, que a su vez, según cuentan las leyendas populares, esta se había construido sobre el primitivo Palacio ocupado por los reyes musulmanes de Granada. La Casa de la Lona lindaba con la Puerta de Monaita , y era el límite de la muralla zirí que encerraba la Alcazaba Cadima

Existe la creencia de que en la Casa de la Lona del Albaicín se fabricaron los velámenes de los barcos de la armada española, sin embargo, en los estudios arqueológicos realizados en el entorno del callejón del Gallo, en el año 2001, por Antonio López, Andrés Mª Adroher, Juan A. Salvador, y Francisco J. Brao,  que podemos leer en su estudio ” Excavaciones Arqueológicas en el Albaicín, I, El Callejón del Gallo” no se encontraron restos que indicasen que allí hubiera habido una fábrica de velámenes antes del siglo XIX. En estas excavaciones arqueológicas encontraron restos de construcciones que van desde el siglo VII a.C hasta el siglo XIX.

plano casa de la lona

plano casa de la lona

Hay que tener en cuenta que a mediados del siglo XVIII se produjo en la Vega de Granada la “Primera Revolución Agrícola” con la implantación de nuevos cultivos de lino y cáñamo, que ocupaban la cuarta parte de las plantaciones de la vega. Estos cultivos vinieron acompañados de una gran demanda de velámenes y cordelería para la Marina española.

 

Casa de la Lona

Casa de la Lona

No sabemos si en La Casa de La Lona se fabricaban velas para los navíos españoles o no, pero es curioso conocer la multitud de escritos que señalan que allí existió una fábrica de tejidos de cáñamo.

En el libro escrito en 1846 por José Giménez Serrano, titulado “Manual del artista y del viajero en Granada”, podemos leer en relación a la Casa de la Lona.

“La casa Lona donde se tejía velamen para nuestros buques: antes palacio de Aben Habuz, después casa del gallo, por la rara construcción de su veleta como ya dijimos. Habitó en ella don Pedro Atanasio Bocanegra y poco después la compró un rico genovés llamado Rolando u Orlando que adornó con extremado lujo y la legó al señor Ascargota. Los Frailes trinitarios penúltimos poseedores la vendieron a don Andrés Gómez que plantó la fábrica que hoy existe aunque muy decaída”.

Posteriormente el inmueble pasó a manos del Vizconde de Roda, quien creó en los primeros años del siglo XX una corrala de vecinos que perduraría hasta los años 70.

La Casa de la Lona era un conjunto de edificios alrededor de un patio porticado rectangular muy alargado. En el lado oriental se situaba el callejón del Gallo. La parte más regular, estaba en el lado sur, era una nave rectangular de dos plantas de alzada. En este inmueble hubo más de doscientas viviendas. Cada una constaba de dos habitaciones donde tenían que apañarse todos los miembros de una familia, cuestión complicada cuando antaño las familias eran muy numerosas. Los baños eran comunitarios y se situaban en el patio. El agua se cogía directamente de un aljibe próximo, y cerca se situaba una pila de lavar. En los años 70 el corral de vecinos se demolió por su lamentable estado ruinoso.

Deja una respuesta

Tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to MIRADOR DE LA LONA Desde donde admirar gran parte de Granada y su vega

  1. Pingback: PUERTA DE MONAITA - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario