FUENTE DE LA MORA – LOJA Un lugar lleno de leyendas y de amores imposibles

FUENTE DE LA MORA O DE LOS VEINTICINCO CAÑOS

FUENTE DE LA MORA O DE LOS VEINTICINCO CAÑOS

Seguimos en Loja, esta villa necesita más de un día para recorrer sus rincones, y conocer sus leyendas. En Loja abunda el agua, por esta razón, Loja, fue conocida en la etapa musulmana como Madīnat Lawša, y posteriormente como Loxa, que podría traducirse como ciudad de las pozas o fuentes. 

Más de un centenar de fuentes y pilares se reparten a lo largo de todo el municipio lojeño. En el casco urbano de Loja o muy cerca del mismo, existen 42 fuentes. Las más conocidas quizás sean el Manantial de “El Frontil”, Fuente de San Pedro, Fuente del Paraíso, Las Chorreras, Fuente Santa, y Fuente de los 25 Caños o de la Mora, de la que rezuman leyendas de sus aguas.

Fuente de la Mora – Fuente de los Veinticinco Caños

La Fuente de la Mora de Loja es más conocida como fuente de los Veinticinco caños. Se encuentra en el barrio árabe de la Alfaguara, y próxima al nacimiento del Borbollote, lugar en el que se instaló un lavadero público hace ya un par de siglos.

FUENTE DE LA MORA O DE LOS VEINTICINCO CAÑOS - LOJA

FUENTE DE LA MORA O DE LOS VEINTICINCO CAÑOS – LOJA

Aunque la obra de la Fuente de la Mora, que podemos ver es del siglo XVII, y fue remodelada en el siglo XX, sus orígenes son mucho más antiguos. Ya había en época árabe un manadero de agua en este mismo enclave, que servía para regar las huertas anejas. Cerca se situaba una de las puertas a la ciudad, la “Puerta del agua” o Puerta de la Alfaguara.

La Fuente de la Mora o de los Veinticinco Caños, es de sencilla construcción. Consta de una larga pila, actualmente a nivel del suelo, en cuyo frontón se sitúan 25 caños o brocales de los cuales brota el agua. 

En torno a la Fuente de la Mora se cierne una antigua leyenda, de las llamadas “de Frontera”. 

Las leyendas de frontera

Las leyendas en la frontera nacieron desde el comienzo de la conquista castellana, y tuvieron un amplio recorrido, se siguieron creando incluso décadas después de la rendición de Boabdil ante los Reyes Católicos, en 1492. 

Estas leyendas surgieron por la necesidad de exaltar “hazañas” patrióticas y religiosas de los cristianos, durante las contiendas bélicas. Todas las leyendas de frontera tienen como denominador común los lugares y la época.

En cuanto a los lugares, iban variando según avanzaban las tropas castellanas. Se desarrollaban en las localidades que iban haciendo de límite entre los dominios árabes y los cristianos. 

El contexto histórico comprendería desde el periodo de conquista castellana hasta el momento justo en el que las tropas cristianas tomaran la localidad protagonista de la historia.

Las leyendas de frontera se pueden clasificar según su temática, en: religiosas, de hazañas, sobrenaturales, de tesoros, o de amor, que es la que nos interesa en el caso concreto de la Fuente de la Mora.

LAVANDERAS EN LA FUENTE DE LA MORA DE LOJA

LAVANDERAS EN LA FUENTE DE LA MORA DE LOJA

Las Leyendas de amor de frontera tienen varios elementos en común:

  • Un amor imposible, que tiene como protagonistas principales, una bella y servil doncella musulmana y a un valeroso caballero cristiano.
  • Como actores secundarios, suelen aparecer un enfervorizado progenitor, por lo general el padre de la chica, que descubre el amor entre los dos.
  • En los finales, con sus particularidades, la mujer musulmana se convierte a la fe cristiana, es encerrada en el castillo o es asesinada.
- FUENTE DE LA MORA O DE LOS VEINTICINCO CAÑOS - LOJA

– FUENTE DE LA MORA O DE LOS VEINTICINCO CAÑOS – LOJA

Todo este preámbulo sobre las Leyendas en la Frontera viene a colación, porque la misma historia que se cuenta sobre la Fuente de la Mora de Loja, se narra en muchos lugares de la península, con el denominador común de un pilar o fuente “De la mora”. El más cercano y me atrevería a decir que probablemente el origen de la leyenda lojeña, está en Alcalá la Real, y sería la historia entre “Don Diego López de Haro y la Mora Cava”, que también da nombre a la Fuente de la Mora alcalaína.

La Leyenda de la Fuente de la Mora de Loja.

Cuenta el acervo popular, que en la época de la dominación musulmana, una bella muchacha mora, bajaba todos los días a recoger agua a este pilar. Para ello utilizaba los pasadizos que conectaban la Alcazaba de Loja con los arrabales a extramuros de la medina.

En la Fuente, un joven y apuesto caballero cristiano quedó prendado de la belleza de la muchacha. El amor entre los dos muchachos fue fraguándose a espaldas del padre de la chica, que era el alcaide de la Alcazaba. Un día, el padre de la joven descubrió la gran afrenta que había hecho su hija a su familia y a su religión, y le prohibió ir más a por agua a la fuente. Para asegurarse de que su mandato fuese cumplido, la encerró bajo llave en una habitación de la Alcazaba. 

La madre de la muchacha, se compadeció del dolor de su hija por querer ver al joven cristiano. Una noche abrió la puerta de la “cárcel” de su hija y le permitió ver a su amado y huir juntos.

El padre, al verlos a los dos huyendo a caballo, se subió al torreón y le disparó una certera flecha, matándolos a ambos. Sus cuerpos cayeron inertes al lado de la fuente.

Se dice, en Loja, que si bebes agua de cada uno de los caños de esta fuente, ese mismo año encontrarás el amor eterno.

Nos ha resultado curioso encontrar la “Leyenda de Maliha”, escrita por Francisco de Paula Valladar, en 1884, que es muy similar a la de Loja.

En la Leyenda de Maliha, (Malija = Mala + Hija), se tienen los mismos elementos: Una Fuente de la mora, un caballero, una muchacha mora que baja a por agua, y un padre deshonrado. La historia de Valladar, se desarrolla casi igual que la de Loja, hasta que la muchacha recibe por la espalda tres certeras flechas. Sin embargo, en el relato de Valladar, el caballero, Diego Garcés de Azagra, bautiza a la joven mora en la fe cristiana justo antes de morir.  Valladar escribe que desde entonces

“quedóle a aquel manantial el nombre de Fuente de la conversión de la mora; después el vulgo lo alteró llamándole simplemente Fuente de la mora, que es el que hoy tiene.”

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario