• Síguenos

IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ Construida a mediados del siglo XVIII

IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ

IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ

En el paseo de los Basilios, frente al puente Romano que cruza el río Genil, destaca entre todos los edificios la iglesia de San José de Calasanz.

Iglesia de San José de Calasanz.

La iglesia se levantó entre 1755 y 1756, en una de las propiedades que pertenecieron a los duques de Gor. 

El templo se construyó adosado al antiguo Monasterio de Nuestra Señora del Destierro, más conocido como monasterio de los monjes Basilios. Este monasterio se levantó, en 1616, gracias a la donación de las tierras y una casa de recreo llamada Casa Blanca, que hizo la Marquesa de los Trujillos, Doña Francisca Girón, viuda de Don Alonso Núñez Bohorques.

Aunque se suele comentar, que en este mismo enclave estuvo situado anteriormente, y hasta 1514, el Hospital de San Lázaro, antes de su traslado junto al Río Beiro, esto no fue así.

 IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ

IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ

La orden de monjes Basilios, se comprometió a edificar, a su costa, una iglesia y la capilla mayor. Para realizar esta obra disponían de un periodo de diez años, a partir del 1 de enero de 1.617.

El monasterio de los Basilios, ya albergaba, en 1630, una iglesia de reducidas dimensiones, construida perpendicularmente al río Genil.

En 1.755 se acometió la construcción de la nueva iglesia, más amplia que la anterior. Esta vez paralela al cauce del río, destacando de ella su gran sobriedad. El templo fue trazado por Luis de Arévalo, dejando parte de la nave de la antigua iglesia, en la actual sacristía. 

La planta de la iglesia de San José de Calasanz es de cruz griega. Todo el interior es de orden toscano. Sus naves se cubren con bóvedas de medio cañón, mientras que en el crucero se levanta una cúpula sobre pechinas. En las pechinas, se pueden ver los escudos heráldicos de los Mendoza y de los Enriquez.

Manuel Gómez Moreno, a finales del siglo XIX, comentó sobre este templo, en su Guía de Granada:

Todos sus retablos son modernos y el grande perteneció a una iglesia de Málaga. Entre sus imágenes es mejor la de San Basilio, y de los cuadros, los que representan la aparición de la Virgen a San José de Calasanz y San Vicente de Paul, recibiendo niños pobres, realizados en 1866 por Miguel María Ocal y Francisco Díaz Carreño respectivamente. 

Francisco Morales esculpió la imagen del beato Pompilio María Pirrotti.

CAPILLA MAYOR - IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ

CAPILLA MAYOR – IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ

A los pies del templo, sobre un gran arco carpanel, se levanta el coro, que acoge un órgano barroco de 1873. El instrumento fue elaborado por el organero de la Catedral de Málaga, Ramón Pérez Molina, para la iglesia del Colegio de los Padres Escolapios de Archidona (Málaga). Tras el cierre del colegio malagueño, en 1950, el órgano fue trasladado a la parroquia granadina e instalado, en 1952, en su nueva ubicación.

Entre las joyas que custodia la iglesia se encuentra la imagen de la Virgen del Destierro, una talla del siglo XVI, donada por la nieta del emperador Carlos V: la archiduquesa Margarita de Austria.

La portada, en ladrillo, proviene de la Iglesia de la Magdalena. Fue trazada por Domingo Tomás. Está constituida por un arco de medio punto con dos pilastras dóricas que soportan un frontón partido, sobre el que se dispone una hornacina. 

Otro de los elementos exteriores que destacan de la Iglesia de San José de Calasanz es su torre, que es de planta cuadrada, rematada por un cuerpo octogonal, y un chapitel de tejas vidriadas. 

PILAR - IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ

PILAR – IGLESIA DE SAN JOSÉ DE CALASANZ

En el lateral de la iglesia que da al río Genil, se instaló, en el siglo XIX, un sencillo pilar de piedra enmarcado por un arco de ladrillo y dos farolillos, uno a cada lado. El pilar de la Iglesia de los Escolapios está elaborado de piedra de Sierra Elvira. Consta de una pila rectangular, con remate y zócalo, todos de líneas rectas. El frontón es una pieza rectangular acorde con la pila, y alberga en su línea central tres brocales.

Tras la Desamortización de Mendizábal, y la exclaustración de las órdenes religiosas, en 1.835, el monasterio de los Basilios pasó a depender de la Junta de Enajenación de edificios y conventos suprimidos. 

En 1838 el II Duque de Gor D. Mauricio Nicolás Alvarez de las Asturias Bohorques y Chacón, adquirió de nuevo la propiedad, en subasta pública, para la familia Gor, que era descendiente de los Trujillos. 

A mediados del siglo XIX, en una parte del antiguo monasterio, se levantó la escuela de los Escolapios de Granada, destinada a los niños cuyos padres no tenían medios económicos para pagarles la educación. Esta escuela sigue funcionando a día de hoy. La iglesia volvió a tener uso religioso, esta vez bajo la advocación de San José de Calasanz, patrono de los profesores de Educación Infantil. El claustro y parte de las dependencias de los monjes Basilios, alberga actualmente un hotel.

 

 

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *