• Síguenos

TORRE DE CLEMENTINO – TOCÓN Una torre de alquería construida en el siglo XIV

TORRE DE CLEMENTINO - TOCÓN

TORRE DE CLEMENTINO – TOCÓN

Ya hemos visto en otras ocasiones que muchas de las torres de alquería que se encuentran dentro del mismo casco urbano de las poblaciones, y que además han podido tener diferentes usos, tras la conquista castellana, siguen en pie. Ese es el caso de la Torre de Clementino.

La Torre de Clementino, no solo se encuentra actualmente embutida entre las casas del pueblo de Tocón, casi frente a la Iglesia de la Virgen del Socorro, sino que este baluarte nazarí, es utilizado actualmente como vivienda particular. 

Recordemos que las torres de alquería, o de vega, son espacios fortificados, de ámbito militar. Levantadas durante la etapa árabe, y ligados por lo general, a una población rural. Estas torres están compuestas por dos o más estructuras. Constan de un elemento defensivo, una torre de planta rectangular y tendrían entre tres o cuatro plantas. En la planta baja, de menores dimensiones que las restantes, se ubicaría el aljibe para almacenar el agua. En las dos o tres plantas sucesivas se situarían las dependencias, con distintos vanos, saeteras, etc. Las torres estaban coronadas por un parapeto almenado.

Junto al torreón se levantaba una cerca perimetral, que serviría de resguardo frente a cualquier imprevisto. 

La Torre de Clementino o Torre de Tocón

La Torre de Tocón o de Clementino se construyó en el siglo XIV. Tiene una superficie que no llega, por poco, a los 38 metros cuadrados. Es de planta rectangular y desarrollo prismático. Dos de sus lados miden 7,55 metros, mientras que los otros dos son de 5 metros de largo. De esta fortaleza se conserva una altura total de 12 metros.

Aunque era más frecuente encontrar torres de alquería construidas de tapial calicastrado, esta de Tocón se construyó con muros de mampostería de piedras de tamaño mediano y refuerzo de sillerías en las esquinas. 

La planta baja, correspondía al antiguo aljibe de la torre. Tiene unas dimensiones interiores de 4,45 x 1,90 metros, y una altura de 3,35 metros. Los muros de la torre, en esta parte, son de más de un metro y medio de grosor. Se cubre con una bóveda rampante, (bóveda que tiene sus arranques a distintas alturas). 

En la actualidad se accede al interior, de la planta baja, por un hueco practicado en el lado Norte y que, por el resto de bóveda existente, debía de corresponder con la ubicación del antiguo brocal. Además, se le ha abierto otro vano que funciona como ventana, en la fachada Este.

Otras tres plantas se alzan en la Torre de Clementino, todas ellas cubiertas por bóvedas de cañón, realizadas de mampostería trabadas con yeso

La primera planta se destina a pajar, conserva el hueco original de acceso, de 90 centímetros de ancho, aunque actualmente está cegado en su exterior. Se aprecia el arco de herradura de ladrillo y los posibles restos de impostas, de ladrillo o piedra, encalados. Los muros de esta planta tienen un espesor de 1,35 metros, quedándose el espacio interior de 2,35 metros de longitud por 4 metros de ancho, y una altura de 2,85 metros. La segunda planta es muy similar a la anterior. Sobre esta planta se encuentra la terraza y tiene un peto perimetral.

La Torre de Clementino se sitúa a unos 3 kilómetros de la torre de la Encantada y a unos 10 de la fortaleza de Íllora. Tenía visión directa con las torres del Morrón y la torre de la Encantada. 

Debido a las continuas reformas que ha sufrido la fortificación, no se han conservado las escaleras originales. Tampoco se sabe si esta torre de alquería tuvo en su origen una cerca perimetral o albacara. La zona cercana a la torre de Clementino es conocida como el Barrio Moro. En torno a ella se han encontrado cerámicas y monedas de época árabe, y también se ha localizado una necrópolis.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario