MONUMENTO A ALONSO CANO La Obra fue encargada por el alcalde Gallego Burín al escultor granadino Antonio Cano Correa en 1943

MONUMENTO A ALONSO CANO

MONUMENTO A ALONSO CANO

En la plaza de Alonso Cano, frente a la puerta del Sagrario, y a espaldas del palacio arzobispal, encontramos una escultura que pasa desapercibida, la obra que homenajea al artista Alonso Cano.

El Monumento a Alonso Cano, es una escultura de busto en semiperfil, con la cabeza levemente girada hacia la izquierda.  En una mano porta una maza de cantero y en la otra un plano. La obra mide 2,5 m, y se sitúa sobre un pedestal de piedra. Está realizada en piedra gris de Sierra Elvira, mientras que la cabeza y las manos son de mármol gris de Carrara.

La Obra fue encargada por el alcalde Gallego Burín al escultor granadino Antonio Cano Correa en 1943. El monumento fue  inaugurado en 1945.

Alonso Cano

Alonso Cano está considerado uno de los artistas más completos del siglo de Oro español. Nació en Granada el 19 de Marzo de 1601, y fue bautizado en la Iglesia de San Ildefonso.  Su padre, el retratista Miguel Cano, influenció en su futuro profesional.

Se marchó con trece años, junto a su familia, a Sevilla, donde profundizó en su vocación en los talleres de Francisco Pacheco y Martinez Montañés.

Se casó dos veces con mujeres pertenecientes a familias de artistas.

Su vida marital estuvo rodeada de mucha polémica. Su primer matrimonio fue con María de Figueroa, de tan solo 12 años de edad, que apareció muerta dos años después. Su segundo matrimonio, con María Magdalena de Uceda, tuvo también un trágico final. María Magdalena apareció asesinada en la cama el 10 de Junio de 1644, con 15 puñaladas que le dio el aprendiz de Cano. En el juicio Alonso Cano quedó absuelto, aunque gravemente tocado por las habladurías, ya que se consideró que él fue el inductor de tan vil asesinato.

Tres años después, le nombraron Mayordomo de la Cofradía religiosa de Artistas Madrileños, y gozó de la amistad del Conde Duque de Olivares, de Velázquez y del rey Felipe IV. Esté último lo recomendó para que fuera nombrado en 1652 el Racionero Mayor de la Catedral de Granada. En la primera planta de la torre de la Catedral granadina le instalaron su estudio y vivienda. Empezó haciendo el facistol del coro, las lámparas de plata del altar mayor y los siete grandes lienzos de la Vida de la Virgen para la Capilla Mayor. Durante este periodo de su vida en Granada hubo muchos tiras y aflojas entre Cano y el Cabildo Catedralicio, hasta que en 1664 los canónigos lo echan de su vivienda y se marchó a Málaga.

Antes de morir, en 1667 fue nombrado maestro mayor de la Catedral de Granada, y se le encargaron las trazas de su fachada principal, que nunca vería hecha, pues murió el 3 de octubre de ese mismo año. Fue enterrado en la cripta de la catedral granadina.

Su fuerte carácter, a veces incluso un temperamento colérico, junto con su terquedad, autosuficiencia, e ingenio hicieron que se forjaran en torno a su persona oscuras leyendas.

 Visita Salobreña

Deja una respuesta

Tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to MONUMENTO A ALONSO CANO La Obra fue encargada por el alcalde Gallego Burín al escultor granadino Antonio Cano Correa en 1943

  1. Pingback: BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS - RINCONES DE GRANADA

  2. Pingback: CATEDRAL DE GRANADA - RINCONES DE GRANADA

  3. Pingback: CASA DEL ALMIRANTE DE ARAGÓN / ASILO DE SAN JOSÉ - RINCONES DE GRANADA

  4. Pingback: CURIA ECLESIÁSTICA Y PALACIO ARZOBISPAL - RINCONES DE GRANADA

Deja un comentario