• Síguenos

PALACIO DE CARLOS V Se comenzó a construir en el siglo XVI. Se terminó de edificar en el siglo XX.

FACHADA - PALACIO DE CARLOS V

FACHADA – PALACIO DE CARLOS V

El Palacio de Carlos V, es uno de los primeros inmuebles que vemos en el reciento de la Alhambra, nada más atravesar la Puerta de los Carros o la Puerta de la Justicia.

Aprovecharemos esta entrada para contar tanto algunos aspectos sobre la historia del edificio, como para hablar sobre aspectos menos conocidos del Palacio de Carlos V, entre ellos, que se intentara crear aquí un Colegio para Nobles Americanos y una Escuela de Ingenieros.

Palacio de Carlos V

Tras la toma definitiva de Granada y su incorporación a la Corona de Castilla en 1492, la ciudadela de la Alhambra pasó a formar parte del patrimonio Real. Sus palacios se sometieron a un intenso proceso de reformas, adaptándolos a los nuevos usos militares y residenciales.

Palacio de Carlos V – Patio

Palacio de Carlos V – Patio

Durante el reinado de los Reyes Católicos, se intentó respetar la herencia islámica, pero con la llegada de su nieto, Carlos V, esto cambió. El emperador mandó construir una residencia imperial, que quedó inconclusa, finalizándose cuatro siglos más tarde. 

El Palacio de Carlos V es de estilo renacentista, y aunque las trazas son atribuidas a Pedro Machuca, no se tiene claro quién fue realmente el arquitecto que lo diseñó, pues los planos más antiguos aparecen sin firmar. Lo cierto es que los Machuca, Pedro y su hijo Luis, son los que dirigieron esta impresionante obra hasta 1572.

El palacio tiene planta cuadrada, de 63 metros de lado, sobre la que se inscribe un patio circular porticado de 30 metros de diámetro. Cuenta con dos plantas de alzada, separadas por cornisas.

BAJORELIEVES - PALACIO DE CARLOS V

BAJORRELIEVES – PALACIO DE CARLOS V

Exteriormente, la planta inferior presenta una fachada toscana, realizada con sillares almohadillados, labrados a la rústica, excepto en la parte norte. Las fachadas presentan numerosos vanos abiertos rectangulares, y encima, otros circulares. Entre los elementos más espectaculares de esta planta, se encuentran los relieves con motivos militares, alusivos a la paz y la guerra. Para algunos estudiosos, estos bajorrelieves hacen referencia a la guerra de Túnez de 1535.

En la planta superior predominan las pilastras que se alternan entre un buen número de ventanas. Pero al igual que pasa con la planta inferior, en esta, lo más significativo es sin duda su programa escultórico con relieves, que representa escenas mitológicas de Neptuno y Anfitrite.

Por lo que respecta a las portadas del palacio de Carlos V, las dos tienen elementos comunes. La portada del lado occidental, la principal, es de orden dórico, presenta cuatro grupos de columnas dobles estriadas, cuyas basas y capiteles están adornados con bajorrelieves. Entre las columnas se abren tres puertas: la central, de gran tamaño, sirve de apoyo a la estatua de una mujer que sostiene una granada y extiende la otra en ademán de señalar, ofreciendo al Emperador la el palacio. Las otras dos puertas son más pequeñas y están adornadas con grupos de frutas en ménsulas, con medallas en sus tímpanos. Sobre estas portadas aparecen medallones enmarcados en piedra serpentina.

PALACIO DE CARLOS V

PALACIO DE CARLOS V

La otra portada consta de dos medias columnas jónicas que flanquean el vano de acceso adintelado, coronado por un frontón triangular. Sobre ellas se ejecutan molduras embellecidas con bajorrelieves. 

La parte superior de la portada, se centra en un arco serliano sobre columnas corintias, que muestran algunos grabados. El arco queda delimitado por dos pares de medias columnas, similares a las de la planta inferior. 

El plano sobre el que se comenzó a levantar el Palacio de Carlos V, mostraba que el inmueble llegaba hasta lo que es hoy el Patio de los Aljibes. Además, antes de entrar a las dependencias del palacio se pasaría por una espectacular galería de arcos. De hecho, hasta se comenzaron a construir estas galerías. Se puede apreciar el arranque de un arco en algunas sillerías. 

El proyecto, o mejor dicho, los proyectos que se barajaron eran bastante distintos. Por un lado, Carlos V, quería construir un palacio residencial a semejanza de otros de Europa, con amplias estancias, mientras que Machuca tenía una idea menos práctica, y más estética, con habitaciones más pequeñas, y situando las viviendas de la Corte en otras dependencias de la Alhambra.

PALACIO DE CARLOS V

PALACIO DE CARLOS V

La ralentización de las obras y la merma del espacio, hasta llegar al tamaño que tiene actualmente, para construir un palacio acorde al Emperador se debieron a diferentes motivos. En primer lugar al descontento de Carlos V y de la emperatriz Isabel, que veían este palacio muy incómodo por sus pequeñas habitaciones. También fueron determinante la disminución de tributos destinados a su construcción y las continuas guerras.

La llegada de Felipe II al trono, supuso casi el completo abandono del palacio, pues este rey centró sus esfuerzos constructivos en el Escorial, quedando paradas las obras del Palacio de Carlos V desde 1637 hasta el siglo XX.

En el estudio de Javier Contreras García, titulado, “La Granada No Construida. Algunos proyectos no realizados en la transformación urbana de Granada”, se pueden leer interesantes artículos. Nos llamó la atención uno que cuenta algunas vicisitudes y curiosidades del Palacio de Carlos V, como que este edificio se intentara utilizar como Colegio para Nobles Americanos y  de Escuela de Ingenieros.

Proyecto de colegio para nobles americanos.

A finales del siglo XVIII se pretendió crear un colegio destinado a la formación de nobles procedentes de las posesiones españolas en América y Filipinas.

Cuenta Javier Contreras:

“El objetivo de dicho colegio, era el de formar políticos, militares, juristas y eclesiásticos para que a su vuelta ocuparan los cargos superiores de la administración (…). Con el paso del tiempo el programa se centraría sólo en la formación militar”.

Se le encargó el proyecto de remodelación del abandonado Palacio de Carlos V, al ingeniero Domingo de Velestá y al arquitecto José Martín Aldehuela. Este proyecto incorporaría, entre otras reformas, la elaboración de más decoraciones que elogiaban a Carlos IV, su promotor, y la elevación de una planta más del inmueble. Esta estaría destinada a albergar, un gran dormitorio circular sobre la galería del piso principal, que pudiera acoger entre 50 y 80 alumnos. El elevado coste de las obras, sería el motivo principal para abandonar el proyecto de crear este colegio.

PALACIO DE CARLOS V

PALACIO DE CARLOS V

En marzo de 1798 el gobierno se planteó la posibilidad de crear una escuela militar de ingenieros, y propuso tres posibles emplazamientos: el inacabado Palacio de Carlos V, el Alcázar de Toledo y el palacio arzobispal de Talavera de la Reina. De las tres opciones, Granada, por su situación estratégica y su rápida salida al mar, era la predilecta. Y de hecho en mayo de ese mismo año se tomó la decisión de que Granada fuera la sede, mientras que durara la guerra con Inglaterra. Pero la falta de fondos económicos provocada por la desamortización de Godoy hizo frenar este proyecto. Posteriormente llegaron los franceses que invadieron Granada y utilizaron el Palacio de Carlos V como almacén de artillería y no es hasta mediados del siglo XX cuando se culminan por fin las obras.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a PALACIO DE CARLOS V Se comenzó a construir en el siglo XVI. Se terminó de edificar en el siglo XX.

  1. Pingback: PALACIO DE CARLOS V – PATIO - RINCONES DE GRANADA Alhambra y Generalife

Deja un comentario