• Síguenos

CASTILLO DE RESTÁBAL Una fortaleza nazarí del siglo XIV

CASTILLO DE RESTÁBAL

CASTILLO DE RESTÁBAL

El Valle de Lecrín es una extensa comarca, enclavada en la vertiente meridional de Sierra Nevada. Durante la ocupación musulmana estaba constituido por alquerías o barrios integrados en entornos agrícolas. Su situación geográfica, entre las comarcas del Temple, la Vega del Genil, la Costa Tropical, y la Alpujarra, hizo que durante la dominación árabe se conformara la zona como un espacio fronterizo.

Por todo el Valle de Lecrín se construyeron bastiones defensivos que controlaban el paso de personas y mercancías. Este anillo fortificado contó, al menos, con diecinueve baluartes distribuidos por todo el Valle, que se organizaban jerárquicamente. Los de mayor envergadura eran los castillos menores o husun. Estaban localizados a cierta distancia de las alquerías y en elevaciones del terreno, donde tenían un amplio control visual. Entre los castillos menores del Valle de Lecrín, todavía se conservan restos del Castillo de Mondújar, Castillo de Dúrcal o Peñón de los Moros, Castillo de Lanjarón, Castillo de Lojuela, Castillo de Chite y Castillo de Restábal. 

Estas fortificaciones estaban apoyadas por una extensa red de torres atalayas, la mayoría de planta circular situadas en lugares elevados, y por torres de alquería que eran de planta rectangular y enclavadas cerca o en los mismos núcleos poblacionales. 

El Castillo de Restabal

TORRE DEL CASTILLO DE RESTÁBAL

TORRE DEL CASTILLO DE RESTÁBAL

El Castillo de Restábal corona un promontorio rocoso conocido como la Loma del Castillo, entre los barrancos del Misan y de las Arenas, y a tan solo un kilómetro y medio de la localidad de Restábal. Desde aquí, a más de 700 metros de altitud sobre el nivel del mar, se tienen unas bonitas vistas de gran parte del Valle de Lecrín.

El Castillo de Restábal, es con casi toda seguridad de época nazarí, y se construyó entre finales del siglo XIII y principios del XIV. Según Antonio Malpica Cuello, puede que responda al programa de reforzamiento militar llevado a cabo en el reino de Granada en época de Yusuf I y de su hijo Muhammad V. Tenía la misión de controlar las alquerías circundantes, los cauces de los tres principales ríos que discurren por la comarca, justo en el lugar en que se unen para formar el río Ízbor, así como la vía de comunicación que iba desde la Costa y los Güájares hacia el interior del Valle.

CASTILLO DE RESTÁBAL

CASTILLO DE RESTÁBAL

El estado de conservación de la fortaleza nazarí es muy deficiente. Apenas se aprecian algunos restos murarios realizados de mampostería. 

El castillo debió de tener al menos dos torres y su acceso principal debía estar en la zona Sur.

En los flancos oeste y noreste se emplazaron torres, destacando la del homenaje, situada dentro del recinto fortificado. Estaba construida en tapial sobre base y zarpa de hormigón, y aunque hoy en día está totalmente rehundida, todavía son apreciables los restos de los muros que constituían su división interior.

ALJIBE - CASTILLO DE RESTÁBAL

ALJIBE – CASTILLO DE RESTÁBAL

El aljibe es el elemento más destacable del conjunto defensivo. Su planta es rectangular. Está dividido en cuatro naves separadas por arcos transversales de medio punto, dos por cada nave. Sobre estos arcos apoyan bóvedas de medio cañón. Se han perdido las dos más meridionales. Tanto los arcos como las bóvedas están realizados en ladrillo, y el perímetro en hormigón. Todavía conserva gran parte del enlucido rojo original. La longitud de las naves oscila entre los 6,65 metros y los 7,10 metros, siendo su anchura entre los 1,95 y los 2,35 metros.

Este impresionante aljibe de 1000 metros cúbicos de capacidad, es la causa de que los lugareños den a este baluarte el nombre de “Cueva de los Moros”. 

Uno de los hechos históricos más importantes acaecidos en las cercanías del Castillo de Restábal tuvo lugar durante la segunda rebelión de los moriscos, en diciembre de 1568. Aquí se refugiaron los sublevados hasta julio de 1569.

Luis Mármol y Carvajal describió de la siguiente manera, el revés que sufrieron las tropas castellanas en Restábal:

ALJIBE - CASTILLO DE RESTÁBAL

ALJIBE – CASTILLO DE RESTÁBAL

Otro día de mañana, que fue la fiesta de señor Santiago, a 25 de julio, al reír del alba, se halló toda nuestra gente sobre el lugar de Pinillos; mas no se pudo hacer el efecto, porque estaban los moros avisados y habían subídose con sus mujeres y hijos a las sierras.

Y viendo que había errado el tiro don Antonio de Luna, dio vuelta hacia los lugares de las Albuñuelas y Salares, y llegando a Restával, (…) ordenó al capitán Céspedes que fuese por el camino arriba que sube hacia las Albuñuelas, con doscientos arcabuceros, (…). Llegando pues el capitán Céspedes a lo alto de la sierra que está entre Restával y las Albuñuelas, vio estar un golpe de moros en un cerro redondo que está a la mano izquierda en medio de un llano, y a las espaldas de él tenían las mujeres, bagajes y ganados en el valle de la sierra que está sobre Restával.

Dejando pues el camino que llevaba, y enderezando hacia ellos, los tiradores comenzaron a trabar escaramuza, y a la primera rociada le dieron un escopetazo por los pechos, que le pasó un peto fuerte que llevaba, y le derribó muerto en tierra.

Acudieron tantos moros de los que andaban derramados por aquellas sierras sobre los cristianos que con él iban, que hubieron de retirarse desordenadamente, dejando muertos algunos soldados, y entre ellos uno llamado Narváez de Jimena, que peleó este día como buen español al lado de su capitán por retirarle.

Luis Mármol y Carvajal sigue relatando todo lo acaecido ese fatídico día para las tropas castellanas.

ALJIBE - CASTILLO DE RESTÁBAL

ALJIBE – CASTILLO DE RESTÁBAL

A los pocos días llegó don Juan de Austria y puso fin a las revueltas mandando destruir la mayoría de los lugares donde se escondían los moriscos.

Subir hasta los restos de la fortificación es bastante sencillo, incluso se puede ir en vehículo a motor. Sin embargo, es recomendable hacerlo caminando. 

Para acceder al castillo, tienes que buscar la calle Calvario de la localidad de Restábal, y ascender por ella. Es un camino cementado muy pendiente. Antes de llegar a un cruce de pistas forestales, gira a la derecha por la senda que bordea la falda del barranco de Las Arenas. Dicho camino te llevará a la base de la fortificación.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *