CASTILLO DE LA PEZA

CASTILLO DE LA PEZA

CASTILLO DE LA PEZA

Si has decidido venir a La Peza, durante los días de la recreación histórica del Alcalde Carbonero, no dejes escapar la oportunidad y acércate a descubrir sus lugares más emblemáticos. Entre ellos te recomendamos visitar la Iglesia de la Anunciación y el Castillo.

Mientras que la charanga “Llena que nos Vamos”, amenizaba las calles del pueblo, nosotros aprovechamos para subir hasta el Castillo de la Peza.

Castillo de la Peza

La Peza fue, desde la época romana, un punto estratégico en las vías de comunicación de Granada con el altiplano granadino, tanto a través de Quéntar como de Diezma.

CASTILLO DE LA PEZA

CASTILLO DE LA PEZA

El Castillo de La Peza se localiza en lo alto de un promontorio rocoso. Vigila un pequeño valle formado por el río Fardes, que comunica con Diezma. A sus pies se asienta el pueblo. 

La fortaleza de la Peza, fue construida en el siglo XI, tras la primera guerra civil en Al-Andalus. Al igual que otras de la Cora de Elvira, este baluarte fue remodelado y reforzado tanto en época almohade como en época nazarí. 

Son pocos los datos históricos que se tienen del castillo antes de la conquista castellana. En época nazarí esta población era conocida como Labassa, y pertenecía a la estructura administrativa de Guadix.

Tras la toma del Castillo de Cúllar, en 1489, por parte de las tropas cristianas, fueron varios los pueblos del altiplano que se rindieron sin ofrecer resistencia. La Peza fue uno de ellos. Se doblegó ante los castellanos inmediatamente después que Guadix. 

CASTILLO DE LA PEZA

CASTILLO DE LA PEZA

Al poco de entrar las tropas de los Reyes Católicos en La Peza, se le concedió a Francisco Pérez de Barradas la tenencia de alcaide de la fortaleza, con una asignación anual de 60.000 maravedís. Con dicho capital tendría que mantener una guarnición de soldados, y hacer las reformas necesarias en el castillo, algo que pocas veces se cumplió por parte de Barradas. 

Este alcaide protagonizó varios sucesos históricos. Uno de ellos ocurrió el 25 de julio de 1490. Combatió y derrotó, en los llanos de Policar, cerca de La Peza, a cuarenta y dos enemigos a caballo, con tan solo ocho soldados a caballo y dos peones. 

Esta batalla se pintó en la Capilla mayor de la Iglesia de San Francisco de Guadix.

La hazaña se exageró, quedando en la memoria que venció a “cincuenta y dos moros a caballo y alguna infantería”. El hecho impactó al propio Boabdil quien le envió algunos presentes, entre ellos una jineta (un tipo de espada) guarnecida de oro y plata y un tahalí (vaina de la espada) labrado de oro y seda.

CASTILLO DE LA PEZA

CASTILLO DE LA PEZA

El otro hecho memorable protagonizado por Francisco Pérez de Barradas tuvo lugar en 1515. En este caso fue una misión secreta encargada por el propio Rey Fernando el Católico, en la que le ordenó que vigilara estrechamente los pasos de Gonzalo Fernández de Córdoba, El Gran Capitán y que impidiera la posible huida de este hacia Italia.

Bueno, sigamos con la historia del Castillo de La Peza.

A principios del siglo XVI el baluarte lapeceño pasó a manos de D. Luis de Mendoza, hijo del Conde de Tendilla. Recordemos que este castillo al igual que otros recintos fortificados de la costa y de la capital, como eran los de Mauror, Torres Bermejas, castillo de Bibataubín y Alcaicería, estaban dentro de la jurisdicción de la Alhambra, a cuyo frente estaba el Conde de Tendilla. 

Aunque los nombramientos de los alcaides del Castillo de La Peza, como podemos ver en los archivos de La Alhambra, se van sucediendo hasta bien entrado el siglo XIX. 

1826, mayo 15 y 28 – Madrid

Nombramiento de alcaide de la torre del Homenaje en D. José Ortiz de la Rosa, vecino de Granada, y del castillo de la Peza a D. Tomás Hidalgo, interventor del Monte de Piedad.

Lo más probable, es que la fortaleza de La Peza estuviera abandonada desde el siglo XVII, y que estos nombramientos fuesen meros cargos administrativos, donde el alcaide recibía una asignación anual.

Aben Umeya arrasa el Castillo de La Peza

CASTILLO DE LA PEZA

CASTILLO DE LA PEZA

En 1569, durante las segundas revueltas de los moriscos, Aben Umeya atacó la localidad de La Peza con más de 5000 hombres. 

En un primer momento cogió prisioneros a los hijos del alcaide: los hermanos Cristóbal y Andrés de Arce, que no tendrían más de trece años, e intentó canjearlos por la vida del alcaide. Este no accedió, y Aben Umeya se llevó a los muchachos a Ugíjar. Cristóbal, el mayor de los hijos fue crucificado en la plaza pública de Ugíjar.

Aben Umeya logró conquistar el castillo de La Peza, tras varios días de asedio.

Después de desmantelar la fortaleza y saquear el pueblo los rebeldes huyeron a Ugíjar.

A raíz de lo sucedido en el castillo de La Peza surgió, por aquel entonces, un curioso personaje: “El Caballero de la Cruz”, que era en realidad Hernando de Quesada, a quien los moriscos mataron a su padre. Como venganza, se puso al frente de una cuadrilla dedicada a masacrar a los moriscos que iban a rendirse ante el Marqués de Mondéjar. 

Descripción del Castillo de La Peza

En el Libro de Apeo de 1571, se describe como era el Castillo de La Peza en aquella época:

“y encima desta sierra está una fortaleça cerrada con sus torres y tiene aposentos habitables y plaça y torre almenado con su reducto puesto sobre una peña, y tiene un aljibe dentro de agua lluvia que dicen caber quatro myll cántaros, y tiene dos caballeriças y una mazmorra por almacén, el cual está poblado por su alcaide y gente de su casa, y an estado en el diez y seys soldados”. 

El Castillo de La Peza está formado por dos recintos,  de los cuales quedan importantes elementos que nos dan idea de la amplitud de su perímetro. 

PLANO DEL CASTILLO DE LA PEZA

PLANO DEL CASTILLO DE LA PEZA

Del primer recinto, el exterior, solo han llegado hasta nuestros días algunos vestigios de la muralla realizada de mampostería y que cerraba la fortaleza, por el lado Norte. Esta parte de la estructura defensiva se adapta a la orografía del terreno. 

Del segundo recinto se conservan restos de murallas de tapial y de tres torres. 

ALJIBE DEL CASTILLO DE LA PEZA

ALJIBE DEL CASTILLO DE LA PEZA

Una de las torres es de tapial levantada sobre una base de mampostería. Es hueca y de ella quedan dos de sus caras. Entre la muralla y esta torre debía encontrarse la puerta de acceso al recinto.

La segunda torre está situada al Noreste, es de tapial de cal y canto, hueca, y solo se conserva su cara Norte.

La tercera torre se localiza al Suroeste, es la de mayor de todas en tamaño. Está realizada con mampostería, con esquinas reforzadas en cantería.

En el centro de este recinto se encuentra el aljibe, que es de planta rectangular y cuyas dimensiones interiores son de 4,80 metros por 3,40 metros. Sus muros están construidos con hormigón de cal y no conservan restos de la bóveda que lo cubría. El aljibe además de carecer de bóveda tiene una rotura en el lado Este que servía de puerta de entrada.

 

Bibliografía Principal:

  • Sistemas defensivos y técnicas constructivas en el sector accitano del reino de Granada – Autor: Rabie Zahran

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *