• Síguenos

TORRE ATALAYA DE CANILES. Conocida también como Torre del Moro o Albacara del Hadji

TORRE ATALAYA DE CANILES

TORRE ATALAYA DE CANILES

Cada vez que visitamos una localidad granadina, preguntamos a sus vecinos si quedan restos por la zona de  alguna torre árabe o “de los moros”. Muchas veces, a los forasteros, se nos escapa ver estas joyas históricas. Y así nos pasó cerca de Baza. Gracias a las indicaciones de los canilleros, pudimos ver y fotografiar la Torre Atalaya de Caniles.

Quién lea esta introducción, podrá pensar que dicha torre está en algún lugar recóndito, conocido únicamente por las  personas mayores de la localidad. Pues nada más lejos de la realidad. La Torre Atalaya de Caniles está en el mismísimo margen de la carretera A-334. Aquí el dicho popular de que, la mejor manera de ocultar algo es ponerlo a la vista de todos, se hace patente.

Desde la llegada de los musulmanes al entorno de Baza, en época califal, el territorio sufrió un proceso de encastillamiento progresivo. Posteriormente, con la llegada de los nazaries al altiplano, se produjo un desarrollo defensivo potente. Aprovecharon el relieve montañoso que les rodeaba, para crear una poderosa red de defensas a lo largo del territorio. Se construyeron nuevas fortalezas y se reforzaron castillos y alcazabas levantadas siglos atrás.

TORRE ATALAYA DE CANILES 2

TORRE ATALAYA DE CANILES

Entre estas fortalezas destacaron la de Guadix, Baza, Zújar, Benzalema, Benamaurel, Cúllar, Orce, Castril y Huéscar, que estaban conectadas y apoyadas por una gran cantidad de torres de alquería y torres atalayas.

En torno a la medina de Baza se creó un auténtico cinturón de atalayas, que controlaba todos los accesos desde los 4 puntos cardinales, de ellas todavía quedan en pie las Torres del Romeral, de Caniles, y de Capel.

Las tierras que rodean la torre de Caniles, estuvieron cultivadas desde antes de la conquista castellana. Tras la toma de Freila, en 1488, los habitantes de Caniles, incendiaron su pueblo y huyeron para refugiarse en la Alcazaba de Baza. Dos años más tarde, las tierras de Caniles, incluyendo algunos habices, se repartieron entre los castellanos.

En el repartimiento de las tierras de Baza, de agosto de 1490, se puede leer en relación a los habices:

“que qualesquier moros que tuvieran huerta o viña o casa o tierra o molino o horno o otra qualquier heredad que a Sus Altezas pertenezca, en esta villa de Caniles, para las guardas de las torres e atalayas o para el algimia del alcaçaba o para los alcaides moros o para dar por Dios, que lo vengan a decir e notificar, so pena del doblo del valor de la heredad.”

Torre Atalaya de Caniles

La Torre Atalaya de Caniles se levantó probablemente durante la última etapa de la dominación nazarí, en el siglo XIV. Es de planta circular. Cuenta con algo más de 5 metros de diámetro y su desarrollo es ligeramente troncocónico. Tiene una altura de 8,5 metros. 

La Torre de Caniles, está elaborada con mampostería, empleando para ello piedras de tamaño mediano y grande. En algunas zonas son visibles las verdugadas de piedra que separan los cajones. La torre atalaya se levantó sobre una plataforma de nivelación de hormigón de 1 metro de altura, de base cuadrada.

Aunque la torre de Caniles conserva parte del enlucido, de mortero de cal original, la intervención realizada hace pocos años, con cemento, ha desvirtuado totalmente su aspecto exterior.

TORRE ATALAYA DE CANILES 3

TORRE ATALAYA DE CANILES

Una de las curiosidades, que se ve a simple vista, en esta atalaya es una especie de esgrafiado, de motivos circulares realizados sobre los mampuestos de la torre. Es posible que, esta decoración superficial se haya realizado en época cristiana.

Cuenta el baluarte canillero, con dos troneras abiertas con posterioridad a la construcción de la torre, una al Norte y otra al Sur.

Como en todas las torres atalayas árabes, el hueco de acceso se encuentra en alto, en esta de Caniles, se sitúa en la cara Norte, y a más de 5 metros de altura. La puerta-ventana tiene forma de arco de medio punto, con jambas de ladrillo. Conserva el dintel de madera con la quicialera, para apoyar la hoja de la puerta. 

A través de la puerta-ventana se accedía a un pequeño habitáculo cubierto con bóveda de medio cañón. Todavía se conserva el enlucido de los paramentos interiores. Así como la bóveda intacta de mampostería que lo cubre, que está realizada por aproximación de las hiladas. Presenta, al igual que en el exterior, dibujos esgrafiados, pero aquí en forma de ondas.

La chimenea se sitúa en el flanco Sureste, a través de la cual se sube a la terraza.

Junto a la torre, en el lado Noroeste, hay una gran alberca.

La atalaya de Caniles era de tipo rebato, anunciando a las fortalezas y las poblaciones cercanas, con señales de humo por el día y hogueras por la noche, la presencia de tropas enemigas y otros peligros.

La Torre Atalaya de Caniles, se conoce con varios nombres: Torre del Moro, Torre medieval del Moro, y  Torre de Los Moros. Sin embargo, este baluarte defensivo se denominó, al parecer, en época árabe como “Albacara del Hadji”. 

La palabra Albacara hace referencia a un tipo de fortificación propia de la Baja Edad Media, consistente en un recinto amurallado usado como refugio para los habitantes de un núcleo poblacional cercano. 

Mientras que el vocablo Hajji (a veces escrito como Hadji, Haji, Alhaji, Al hage, Al hag o El-Hajj), es el título que se les daba a aquellas personas musulmanas, que habían realizado con éxito la peregrinación a la Meca.

Podríamos deducir, por tanto, que cerca de esta torre vivió un árabe que había ido a la Meca. 

Una de las razones por la que se ha conservado en buen estado la torre atalaya de Caniles, es porque se le ha dado uso tanto de almacén de aperos de labranza, como de parte de las cosechas de los cultivos limítrofes. 

Etiquetado , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a TORRE ATALAYA DE CANILES. Conocida también como Torre del Moro o Albacara del Hadji

  1. Noel dice:

    Hola. Hacía mucho tiempo necesitaba esta información. Al fin voy a poder terminar el trabajo del semestre. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *