TORRE DE MINGOANDRÉS Levantada a mediados del siglo XIV

TORRE DE MINGOANDRÉS

TORRE DE MINGOANDRÉS

A lo largo y ancho de la provincia de Granada encontramos castillos, torres atalayas de vigilancia y otros elementos fortificados de origen árabe, que intentaban impedir el inexorable avance de las tropas cristianas.

En la comarca de los Montes es quizás donde más visible sea la presencia de estos baluartes. En casi cada cerro o promontorio de los Montes Occidentales, se localizan restos de atalayas nazaries. En la comarca se han contabilizado vestigios de más de 24 torres, por lo que seguramente habrían muchas más. No olvidemos que el área comprendida entre Píñar y Loja fue durante bastante tiempo la frontera del reino nazarí, y que disponía de un amplio sistema defensivo, que se planteaba como una red de fortalezas situadas en Montefrío, Moclín, Íllora, Colomera, Iznalloz, Píñar, Huétor Tájar y Loja, apoyadas por una serie de torres-atalayas.

Moclín fue una plaza fundamental en la defensa del reino nazarí, por lo que entorno al Castillo de Moclín se dispusieron varias atalayas. Una de estas torres, levantadas a mediados del siglo XIV, es la Atalaya de Mingoandrés que se sitúa en lo alto de un cerro en Buenavista.

TORRE DE MINGOANDRÉS

TORRE DE MINGOANDRÉS

Su posición privilegiada, a 990 metros sobre el nivel del mar y coronando un promontorio, hacía que este baluarte fuera un punto indispensable en el control del paso de Puerto Lope, que era una vía importante para acceder a Granada, Íllora, y Montefrío.

La Torre de Mingoandrés, como las demás atalayas del sistema defensivo de Moclín, es de planta circular y desarrollo cilíndrico. Su construcción es de mampostería con hiladas de piedras de mediano tamaño, unidas por una argamasa de abundante cal y de aspecto terroso, con un árido muy fino. Tiene verdugadas de ripio que a veces son de ladrillos, diferenciando así cada hilada de piedra de mayor tamaño. En la cara Norte de la atalaya se ven huellas de lo que pudo ser un enlucido con vitolas, dejando vista la piedra. Así mismo, todavía quedan algunos huecos, que servían para colocar el andamiaje y las agujas del enfoscado en las caras Norte, Sur, Oeste y Suroeste.

De la Torre de Mingoandrés solo quedan en pie unos 6 metros de altura, la parte maciza de la torre. Está muy deteriorada en el tercio inferior de las caras Este y Sur, y por eso es muy difícil calcular su diámetro, aunque este tipo de baluarte solía tener unos 5 metros de diámetro. Tampoco se conserva la habitación superior, ni la puerta-ventana.

Sección de torre Atalaya - El patrimonio arqueológico medieval del Poniente granadino

Sección de torre Atalaya – El patrimonio arqueológico medieval del Poniente granadino – Miguel Jiménez Puertas ,‎ Luca Mattei

El acceso a la torre se realizaba a través de una puerta-ventana, reforzada con piedra de cantería, situada a unos 6 metros de altura y que hacía de entrada a un habitáculo. Para llegar hasta la puerta-ventana había que subir por una escalera, realizada de cuerdas o de madera, que se ponía y quitaba a voluntad.

La habitación, de reducidas dimensiones, estaría cubierta por una bóveda de mampostería y tendría otra ventana que daba hacia la zona que vigilaba. La estancia contaría con una escalera para subir a la terraza, que dispondría de un peto perimetral y desde donde se divisaba todo el territorio a su alrededor. Desde este punto se hacían las señales, normalmente con humo, y con fogatas en caso de peligro.

La Torre de Mingoandrés, tiene contacto visual directo con la torre de la Porqueriza en Tózar y la de la Solana. Desde aquí se contempla una maravillosa panorámica de las tierras de Alcalá la Real y el valle del río Velillos.

La mejor manera para llegar a la Torre de Mingoandrés, es cogiendo una pista, que sale a mano derecha de la carretera que va de Puerto Lope a Alcalá la Real. Esta pista nos lleva hasta un cortijo, y como todo buen cortijo, cuenta con perros para vigilar que nadie se aproxime demasiado. Si visitas este enclave  ten mucho cuidado en no acercarte a la casa.

La Torre de Mingoandrés está considerada como Bien de Interés Cultural (B.I.C.) desde Junio de 1993.

Deja una respuesta

Etiquetado , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario