MAZMORRAS DE ALHAMA Excavadas en las mismas paredes de los tajos de Alhama

MAZMORRAS DE ALHAMA DE GRANADA

MAZMORRAS DE ALHAMA DE GRANADA

Hace un tiempo, escribimos sobre algunos de los rincones que podemos recorrer a lo largo de los 4 kilómetros de largo, que mide el monumento natural de los tajos de Alhama. Uno de estos enclaves que no pueden faltar en una visita a Alhama son las mazmorras.

Las mazmorras de Alhama son dos grandes oquedades,   excavadas en las mismas paredes naturales de los tajos, que fueron realizadas a pico y pala durante la dominación nazarí, en el siglo XIII. Se encuentra en la parte más antigua del barrio árabe, muy cerca de la Ermita de las Angustias, y de la antigua Puerta de la Mina, que daba acceso a la Alcazaba de la ciudad desde el río y las alquerías de Arenas y Játar.

Los “Matmura” como los musulmanes llamaban a estas  construcciones, están actualmente comunicados entre sí. Tienen forma de gran tinaja redondeada de fondo plano. Como único punto de acceso contaba con una estrecha abertura circular, colocada en el cenit, hoy en día tapada por una reja metálica. Las cavidades miden aproximadamente 9 metros de diámetro y unos 5 metros de alto.

ENTRADA MAZMORRAS DE ALHAMA

ENTRADA MAZMORRAS DE ALHAMA

Estas grandes cuevas se crearon en un principio, para almacenar y conservar el cereal, que estaba custodiado por el tammar.

En la época de las contiendas bélicas entre las tropas musulmanas y las cristianas, los silos se convirtieron en cárceles. La sencillez de la construcción, con un único orificio de entrada y salida situado a más de 5 metros de altura, hacía que solo fuera necesario una reducida guardia, de apenas un par de hombres para vigilar a los prisioneros. Para sacar o introducir a los reos, se quitaban las losas que taponaban la entrada, y se tiraba una cuerda, por la que descendían a la mazmorra o subían a la superficie.

En todas las ciudades y fortalezas musulmanas del reino nazarí, se utilizaron estos almacenes como mazmorras, encarcelando en ellos, a los esclavos cristianos apresados durante las contiendas. Famosos fueron los silos convertidos en mazmorras de las Torres Bermejas, de la Alhambra o el Carmen de los Mártires.

Todos los testimonios  recogidos durante la reconquista cuentan que los musulmanes encerraban en las mazmorras a los cautivos, exclusivamente de noche.

MAZMORRAS DE ALHAMA -

MAZMORRAS DE ALHAMA –

Según Münzer, finales del siglo XV, las condiciones de vida de estas cárceles eran horrendas. En Granada había más de veinte mil cristianos que padecían un durísimo cautiverio, arrastrando grillos y cadenas, forzados como bestias a arar la tierra, y a ejecutar los más sórdidos y denigrantes trabajos.

MAZMORRAS DE LA ALHAMBRA-

MAZMORRAS DE LA ALHAMBRA

Durante el asedio de las tropas cristianas a la capital granadina estos presos se vieron obligados a comer caballos, asnos y mulos muertos, falleciendo muchas personas de hambre. Tan solo mil quinientos cautivos quedaron con vida cuando se tomó definitivamente Granada.

En las mazmorras de Alhama, Rodrigo Ponce de León, Marqués de Cádiz y sus hombres, también encontraron y liberaron a los cautivos cristianos encerrados, cuando conquistaron Alhama en Febrero de 1482.

Actualmente las mazmorras son visitables. El acceso a estas estancias se hace a través de unas empinadas escaleras, realizadas por los alhameños en el siglo XIX. Por aquella época los vecinos de Alhama aprovecharon estos recintos para guardar cerdos y otros animales domésticos.

Desde hace unos años se desarrollan en las mazmorras  de Alhama, conciertos, recitales de poesía y diversas actividades culturales a las que merece la pena asistir.

Deja una respuesta

Tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario