• Síguenos

TORRE DE LOS MORRONES – ZÚJAR Una torre atalaya de factura nazarí

TORRE DE LOS MORRONES - ZÚJAR

TORRE DE LOS MORRONES – ZÚJAR – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano.

El entorno de Zújar cuenta con un amplio patrimonio histórico y arqueológico, que va desde el Neolítico hasta la Edad Media. En este enclave podemos disfrutar de pinturas rupestres en el Cerro de Jabalcón, de vestigios romanos en los Baños de Zújar, y de varias fortificaciones levantadas en época árabe. Hoy en día todavía se conservan restos de la Torre de Jofí, de la Torre de la Ermita Vieja, de la torre de los Morrones y del Castillo de Zújar.

Actualmente esta localidad cuenta con apenas 2.500 habitantes, pero tuvo una gran importancia durante la ocupación musulmana, debido a su estratégica situación fronteriza, entre las tierras controladas por los castellanos y las dominadas por los árabes.

La defensa fortificada de la frontera central.

La llegada de los árabes al altiplano granadino, comenzó en el siglo VIII, con los Omeya. Se erigieron un buen número de fortalezas, junto a los caminos más importantes de toda la frontera. Estas defensas vigilaban el paso de personas y mercancías por sus tierras. 

La ciudad de Baza se fortificó pronto. Sin embargo, es a partir del siglo XIII, con la llegada de los nazaríes al poder, cuando se produjo el desarrollo defensivo más importante. Estos aprovecharon el impresionante relieve montañoso que les rodeaba, creando una poderosa red de fortificaciones a lo largo y ancho de su territorio. Se construyeron nuevas fortalezas y se reforzaron castillos y alcazabas levantadas por los almohades, siglos atrás, en el altiplano.

Entre estos baluartes defensivos destacaron los de Guadix, Baza, Zújar, Benzalema, Benamaurel, Cúllar, Orce, Castril y Huéscar. Todas ellos estaban apoyados por una gran cantidad de torres de alquería y torres atalayas.

Según cuenta Hernando del Pulgar, cronista de los Reyes Católicos cuando los monarcas tomaron Baza, en 1489, había casi 1000 pequeñas torres. Sin duda, esta cifra, es una exageración, pero nos puede dar una idea de la ingente cantidad de baluartes que salpicaban la comarca. Actualmente quedan restos, en torno a Baza, de algo más de una docena de torres de alquería y atalayas de vigilancia. 

Torre de los Morrones.

TORRE DE LOS MORRONES - ZÚJAR

TORRE DE LOS MORRONES – ZÚJAR – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano.

La torre de los Morrones es una atalaya de vigilancia, que corona el Cerro de los Morrones, a más de 1.145 metros  de altitud, sobre el nivel del mar, y está custodiada por los aerogeneradores del Parque eólico de los Morrones.

La atalaya de los Morrones, es similar a tantas otras, de factura nazarí, que podemos ver en la provincia. Fue levantada probablemente en el siglo XIV. 

Su planta es circular de 3,90 metros de diámetro, y el desarrollo es tronco-cónico. Se conservan unos 5 metros de altura, que corresponderían a la parte maciza de la torre, y al suelo del habitáculo.

La base de la Atalaya de los Morrones está ligeramente ataluzada. Fue construida con mampostería de grandes piedras, formando hiladas no regulares. Entre cada hilada, son apreciables las verdugadas existentes, que tampoco son regulares, y que están realizadas de lajas planas de menor tamaño. Quedan restos del enfoscado exterior de mortero de cal, en la parte inferior de la torre.

En la zona más alta se emplearon ripios de menor tamaño sin formar hiladas, habiéndose perdido el enfoscado exterior.

La parte superior conservada debe corresponder al suelo de la habitación. Sin embargo no se aprecian restos del pavimento, ni en qué lugar se encontraba el hueco de acceso.

La torre de los Morrones, pudo medir unos 9 metros de altura aproximadamente. Los dos tercios inferiores formaban un cuerpo macizo, mientras que el tercio superior era donde se encontraba el habitáculo para los guardias. El hueco de acceso al interior de la torre, se situaba a unos 5 metros de altura, y estaría formado por un arco de medio punto.

Para llegar a la puerta-ventana, había que subir por una escalera, realizada de cuerdas o de madera. Una vez arriba, la escala, se retiraba para impedir que el enemigo pudiera acceder a la torre, evitando así que los atalayeros, encargados de la vigilancia, fueran sorprendidos o capturados.

TORRE DE LOS MORRONES - ZÚJAR

TORRE DE LOS MORRONES – ZÚJAR – Foto: Juan Carlos Cazalla Montijano.

La pequeña estancia estaba cubierta con una bóveda de medio cañón, realizada de mampostería. Tendría otra ventana que daba hacia la zona de vigilancia y dispondría de una chimenea. Contaría con una escalera para subir a la terraza, que dispondría de un peto perimetral. Desde la terraza se divisaba todo el territorio a su alrededor, y era además el espacio donde se hacían las señales de humo durante el día, y con fogatas durante la noche, en caso de peligro.

La torre atalaya de Los Morrones, tenía comunicación visual directa con la alcazaba de Zújar y con la torre de las Canteras. Además transmitía a la alcazaba de Baza,  la información recibida desde la torre del Romeral y la Torre del Cerro del Canal. De esta forma controlaba el camino de Guadix.

Desde las torres de la Ermita Vieja y de Jofi obtenía y enviaba la información de posibles incursiones desde el Guadiana Menor.

En la base de la torre, se puede ver como se ha practicado un pequeño hueco. Este probablemente fue realizado por las personas que buscaban los tesoros, que supuestamente escondieron los “moros”, y que aparecen en las múltiples leyendas bastetanas.

TORRE DE LOS MORRONES – ZÚJAR Una torre atalaya de factura nazarí
5 (100%) 5 votes

Etiquetado , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Una Respuesta a TORRE DE LOS MORRONES – ZÚJAR Una torre atalaya de factura nazarí

  1. Pingback: ALCAZABA DE ZÚJAR - RINCONES DE GRANADA Granada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *