• Síguenos

LAVADERO DE LA MANCHEGA

LAVADERO DE LA MANCHEGA 2

LAVADERO DE LA MANCHEGA

Cuanto más paseamos por Granada más enamorados estamos de la ciudad. Cada lugar, cada rincón es una nueva oportunidad para descubrir algo diferente. Granada está formada por un enjambre de calles, unas nuevas y otras con historia. Muchas de ellas no han cambiado su nombre desde hace décadas, e incluso siglos y, descubrir los orígenes de sus topónimos es algo que nos entusiasma.

Hoy hemos descendido desde lo alto del barrio del Albaicín hasta la calle Elvira por la cuesta Lavadero de la Manchega. Es cierto, que esta calle no se caracteriza por tener unas maravillosas vistas, unos cármenes espectaculares, o restos arqueológicos destacables. Sin embargo, forma parte del barrio, y nos gustaría conocer la historia de este rinconcito granadino. ¿nos acompañas?

La Calle Lavadero de la Manchega.

La calle Lavadero de la Manchega, es una vía zigzagueante, que conecta perpendicularmente la Cuesta de Marañas, con la Cuesta Beteta, y esta última con la calle Correo Viejo. Los elementos más destacables son sus escaleras y un solar, ambos con el característico empedrado granadino. 

Antes de llamarse esta calle “Lavadero de la Manchega”, se denominaba Cuesta de Labradores de la Manchega. El nombre proviene de “la colonia Manchega” que vivía en la zona. 

PLACETA LAVADERO DE LA MANCHEGA

PLACETA LAVADERO DE LA MANCHEGA

Desde principios del siglo XIX, hasta bien entrado el siglo XX, Granada experimentó un incremento poblacional extraordinario. Acogió a personas provenientes de los más diversos lugares de España. Ya hablamos, en su día, de las cántabras de la comarca del Pas, que frente a la Catedral ofrecían sus servicios como nodrizas. Esto dio origen al nombre de Plaza de las Pasiegas.

Pues bien, los manchegos se asentaron en la parte baja del Albaicín. Fueron, en gran medida, los que sacaron adelante los campos de Granada, donde se cultivaba la remolacha, fundamental para la elaboración del azúcar. 

En 1835, la calle ya se denominaba “Lavadero de la Manchega”. El nombre de “Lavadero” nos remite a cuando en el siglo XIX se comenzaron a construir lavaderos públicos en muchos barrios de Granada. Las condiciones higiénicas eran lamentables por aquella época y la red de cañerías era casi inexistente, pues se mantenía gran parte de la red de canalizaciones que construyeron los árabes, con barro.

En los barrios obreros las viviendas existentes estaban en un paupérrimo estado de conservación. Convivían numerosas familias hacinadas y con una absoluta carencia de higiene. 

El lavado doméstico en los barrios populares se hacía, hasta el siglo XIX, dónde se podía. Servían para ello,  entre otros emplazamientos, las orillas del río, las fuentes, acequias, estanques, pilares, abrevaderos, pilones y la salida de los molinos. Era una labor muy precaria que realizaban exclusivamente las mujeres. En el siglo XIX se comenzaron a implantar medidas higiénico-sanitarias, dotando a la ciudad de una nueva red de alcantarillado, empedrado de las calles y la dotación de lavaderos públicos. 

Los lavaderos más usados, en Granada, fueron los de San Agustín, las Tablas, Fuente Nueva, Zafra, el Bañuelo, el de las Manchegas, el de la Cuesta de Marañas, el Lavadero de Méndez, el Lavadero de Santa Inés, y el Lavadero de la Puerta del Sol.

La Calle Lavadero de la Manchega, siempre fue un lugar donde habitaba gente humilde, trabajadora y sin apenas recursos. Sin embargo, también acogió a personas ilustres, entre ellas al Escribano de Cámara, José de la Peña Barbier, que habitó en el número 32, junto con su esposa, y varios familiares. 

También el Decano de Escribanos de Granada, Emilio León Chamorro.

En esta calle vio la luz, en 1855, el comerciante Alejandro Romero Esteban, quien a finales del siglo XIX abrió varias tiendas de “Plata Meneses” una en Granada y otra en Málaga, en la céntrica calle Larios.

PLATA MENESES

PLATA MENESES

A principios del siglo XX comenzó la decadencia y el abandono de la calle.

El 14 de Septiembre de 1910, el periódico “El Defensor de Granada”, informa que por orden del ayuntamiento se proceda al cierre de una casa en la calle Lavadero de la Manchega, por su estado ruinoso, y que no se consienta que viva nadie en ella.

CASA EN RUINA EN EL LAVADERO DE LA MANCHEGA

CASA EN RUINA EN EL LAVADERO DE LA MANCHEGA

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *