• Síguenos

CORRALA DE SANTIAGO Un inmueble del siglo XVI de estilo mudéjar

CORRALA DE SANTIAGO

CORRALA DE SANTIAGO

Es un lujo atravesar las puertas de uno de los edificios históricos de Granada, la Corrala de Santiago, para admirar su arquitectura tradicional, legado de los mudéjares, ver alguna exposición o escuchar un buen concierto.

La Corrala de Santiago es un claro ejemplo de casa de vecindad. Este tipo de inmueble, eminentemente urbano, nació para cubrir la gran demanda habitacional surgida a partir del siglo XVI, provocada por la llegada de los nuevos pobladores a Granada tras la conquista cristiana.

El barrio del Realejo, donde se encuentra la Corrala de Santiago, sufrió diversas transformaciones desde finales del siglo XV. Una de las primeras actuaciones realizadas, en 1497, fue allanar el campo de la loma, conformándose el actual campo del Príncipe. Después, el barrio se llenó de casas solariegas, conventos, monasterios e iglesias, todo con el fin de convertirlo en un espacio cristiano. De las casas musulmanas se mandaron destruir las celosías y cobertizos.

CORRALA DE SANTIAGO

CORRALA DE SANTIAGO

Algunas de las casas moriscas y nobiliarias de los siglos XIV y XV, se convirtieron en corrales de vecinos. Los corrales de vecinos de Granada, y también de otras ciudades importantes de Andalucía, fueron destinados en muchas ocasiones a hospedaje. Se disponían en las inmediaciones de las vías importantes de las ciudades, cerca de las alhóndigas, mesones, hospitales e incluso de los grandes templos cristianos. Un buen ejemplo, de este tipo de arquitectura, fue el antiguo Maristán de Granada, que después ser transformado en corral de vecinos, fue finalmente derribado, tras un largo periodo de ruina. Pero, podemos citar otros edificios musulmanes o mudéjares que se convirtieron en corralas, al abrigo de familias trabajadoras de muy escasos recursos. En Granada fueron famosos el Corral del Carbón, el Corral de San Pedro, cerca de la Plaza Bibrambla, el Corral de la mina de San Lázaro, El Corral de La Lona del Albayzín, el Corral de Comedias y el Corral de los Alhoríes.

Sin ir más lejos hubo dos corrales de vecinos muy cerca de la Corrala de Santiago. Uno de ellos es el “Corral de Paso”, donde nació Fray Luis de Granada. Esta corrala, desaparecida hace unos años, tenía dos puertas de acceso, una hacia la Calle Molinos y la otra a la Calle Santiago. La otra corrala que lindaba con la de Santiago, era la conocida como “Casa de la Alberca”. Un inmueble del siglo XVI del que solo ha quedado la crujía Norte y Este. 

CORRALA DE SANTIAGO

CORRALA DE SANTIAGO

Las corralas o corrales de vecindad, son viviendas modestas a las que llegaban las personas, que no podían costearse el construirse su propia vivienda. 

Su estructura estuvo condicionada por el precio del suelo. Las fachadas exteriores carecían de todo ornamento. Disponían de varias plantas de alzada, desarrollándose las viviendas en torno a un patio común. 

Los patios, de planta rectangular, eran los encargados de dar iluminación y ventilación a las viviendas. Disponían de equipamiento colectivo, como eran las pilas de lavar. 

El patio de la Corrala de Santiago, cuenta con tres pisos de alzada, Se desarrolla a partir de un cuerpo inicial de pilares de base cuadrada de piedra caliza, sobre los que se asientan zapatas de madera. De esta primera planta parten los sucesivos corredores de madera, formados por pilares y pies derechos de madera con zapatas de variada tipología, a la que se abren las viviendas. 

Gracias a que el patio era el corazón del inmueble, y en él se desarrollaba la vida cotidiana de sus moradores, se creaba un ambiente de convivencia familiar poco íntimo, que ha perdurado hasta hace bien poco.

CORRALA DE SANTIAGO Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

CORRALA DE SANTIAGO Foto: Juan Antonio Martín Jaimez

Las cubiertas de las galerías, están realizadas de alfarjes de madera.

La Corrala de Santiago se levantó en el siglo XVI, en sustitución de una vivienda musulmana. El acceso al inmueble desde el exterior, se realiza atravesando una modesta puerta, tras ella, nos espera un alargado zaguán, que nos acerca hasta el patio.

A finales del siglo XX, la Corrala de Santiago, se encontraba  en un lamentable estado de abandono. La Junta de Andalucía procedió a su restauración y posteriormente cedió el inmueble a la Universidad de Granada. 

Actualmente la Corrala de Santiago sirve como residencia temporal de profesores y alumnos universitarios. También  es un espacio socio-cultural que acoge, exposiciones, conciertos y conferencias, y es un fantástico lugar de reunión. Uno de los días más recomendables para acercarse y visitar la Corrala de Santiago es el Día de la Cruz, cuando todo el inmueble se transforma para abrigar a la cruz realizada por los vecinos del barrio.

Deja una respuesta

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario