CARMEN DE PEÑAPARTIDA Conocido también como carmen de los Catalanes

CARMEN DE PEÑAPARTIDA - CARMEN DE LOS CATALANES

CARMEN DE PEÑAPARTIDA – CARMEN DE LOS CATALANES

En el conjunto de la Alhambra, frente al Hotel Alhambra Palace  y muy cerca del Carmen de los Mártires se encuentran dos inmuebles interesantes que pasan desapercibidos para casi todo el mundo, uno es la Casa de Buena Vista, donde el pintor Fortuny tuvo su estudio entre los años 1870 y 1872, y el otro es, el Carmen de Peñapartida, conocido también como Carmen de los Catalanes.

El carmen de Peñapartida se sitúa en pleno Bosque de la Alhambra, en lo alto de un promontorio llamado “Peñapartida”. Se extiende desde la Plaza Arquitecto García Paredes hasta Torres Bermejas. Ocupa una extensión que ronda las dos hectáreas (20.000 metros cuadrados). Está flanqueado por las calles Antequeruela Alta y Niño del Royo.

Este solar desde la dominación árabe estuvo ocupado. Aquí los musulmanes crearon una necrópolis o Maqbqrq, al quedarse pequeño el cementerio de la Sabika, lugar de inhumación de los primeros sultanes nazaríes. Más tarde, en tiempos del rey Alhamar, siglo XIII, se excavaron cuevas y silos a pico, para almacenar grano y distintas provisiones. Estas cavidades de unos 7 m de profundidad, tenían en algunos casos varias bocas de entrada, y otras estaban conectadas entre sí. A medida que la conquista por parte de las tropas castellanas iba avanzando estos silos se fueron transformando en mazmorras, encerrando en ellos a prisioneros cristianos para cambiarlos por presos musulmanes.

En los años previos a la conquista se levantaron dos grandes torres, que disponían de grillos y cadenas donde  encadenaban a los cristianos de noche. Cerca de estos torreones se encontraba la Bib Mawrur, también llamada Bib-al-Sarq o Puerta del Oriente, conocida entre los cristianos como Puerta del Sol.

MAZMORRAS DE LA ALHAMBRA-

MAZMORRAS DE LA ALHAMBRA-

La importancia de este lugar radica fundamentalmente, en que desde aquí, según cuenta la tradición, la madrugada del 2 de enero de 1492 las tropas de los Reyes Católicos, procedentes del campamento de Santa Fe se encaminaron hacia la Puerta de los Siete Suelos, para tomar posesión de la Alhambra.

Descripción – Carmen de Peñapartida

El carmen, sin grandes transformaciones desde hace muchos años, se presenta en un espacio donde coexisten una vivienda, huertos, jardines románticos con la presencia de dos torreones, un lienzo de muralla de origen árabe, utilizados en la cimentación de la casa y los antiguos sistemas hidráulicos de la época nazarí.

La vivienda está constituida por una casa principal, tiene un cuerpo en dos alturas con tejado a dos aguas, y otro cuerpo de una planta con tejado a tres aguas. Sus muros son de mampostería, ladrillo y tapial. En el exterior destaca la profusión de vanos, el enrejado y la carpintería de madera, y en el interior los coloridos pavimentos de baldosas hidráulicas y zócalos de cerámica. El inmueble principal tiene una superficie construida en planta baja de 342 metros cuadrados y planta alta de 157 metros cuadrados. Cuenta además de vivienda para uso del casero, en planta baja, corrales y garaje a la derecha de la finca.

Los jardines están compuestos de arriates con setos de boj, huerto de especies de temporada y árboles frutales. A su vez éstos se combinan con otros elementos como albercas, senderos, pérgolas, y miradores ubicados en lugares estratégicos  buscando  así una sensación intimista.

Historia de los propietarios del Carmen de Peñapartida

La vida del carmen como tal, comienza en la primera mitad del siglo XVIII, cuando fue adquirido por Antonio Fernando Porcel, en 1817, quien mandó construir la casa y los jardines, que aun se conservan.

Antonio Porcel y Isabel Cobos Velasco

Antonio Porcel y Isabel Cobos Velasco

Antonio Porcel, de origen alpujarreño, nació en 1755, estudió abogacía en Granada y se marchó a Madrid en busca de fortuna. Allí su carrera política y social fue meteórica, pasó en pocos años a convertirse en Secretario de su Majestad, secretario con voto en el Concejo de India y nombrado caballero de la Orden de Carlos III, académico de número de la Real de la Lengua entre otros honores. Se casó en segundas nupcias en 1802 con doña Isabel de los Cobos Velasco y Mendieta. Antonio Porcel era una persona de fama y fortuna, que se relacionaba con todas las personas notables de la época, y entabló una gran amistad con Francisco de Goya. El artista retrató a la feliz pareja individualmente.

Con la invasión francesa en Madrid, Antonio Porcel y Doña Isabel marcharon a Granada, donde adquirieron el carmen de Peñapartida, desde entonces conocido como “Carmen de los Porcel”. Fue nombrado diputado provincial en las Cortes de Cádiz y su periplo político siguió hasta 1823. Murió en 1832, enfermo y decepcionado de la política.

En cuanto a los cuadros de Goya, el de Don Antonio se perdió en un incendio en el Jockey Club de Buenos Aires (Argentina) en 1906. Mientras que el de Doña Isabel, estuvo colgado de las paredes del Carmen de Peñapartida hasta 1887, año en el que fue vendido por sus herederos a la National Gallery de Londres.

Los siguientes propietarios del solar aparecen en los primeros años del siglo XX, cuando Mariano Miralles Dalmases apodado “El Catalán” compra la finca. El Carmen era conocido en el siglo XIX como “Carmen del Paraíso de Colón”, y es con la familia Miralles cuando se produce el sobrenombre de “Carmen de los Catalanes”.

Mariano Miralles fue el creador de la primera cementera de Granada y promotor de la industria azucarera granadina, quien tras comprar algunas propiedades en el entorno, lo cedió a sus sobrinos a cambio de una pensión vitalicia. Miralles murió en  1927. Su panteón fue creado por el escultor José Navas-Parejo, siendo uno de los más bellos enterramientos del cementerio Granadino. Tras la muerte del “Catalán”, el carmen fue vendido en 1943, una mitad a la familia García Valdecasas, y la otra mitad a la familia Sánchez, aunque al año siguiente los García Valdecasas la comprarían en su totalidad.

En el año 2002 el Carmen de Peñapartida, de Porcel, del Paraíso de Colón, o de los Catalanes pasó a manos del patronato de la Alhambra, con la intención de restaurarlo.

GRANADA EN UN MINUTO RUTA POR EL CARMEN DE LOS CATALANES

Vídeo: Victor Rodríguez

Deja una respuesta

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario