PASEO DE LOS TRISTES Debe su nombre a que era una de las vías para acceder al cementerio.

PASEO DE LOS TRISTES

PASEO DE LOS TRISTES

El Paseo de los Tristes es sin lugar a dudas uno de los parajes románticos y de mayor encanto de Granada. Si quieres saber ¿Por qué se llama así este paseo? sigue leyendo. Este espacio es mundialmente conocido por su original vista de la Alhambra en contrapicado, una imponente y majestuosa visión del palacio nazarita que embruja a todo visitante que se acerca a este lugar.

Este espacio se abre tras atravesar la estrecha Carrera del Darro. Se construyó a partir del siglo XVII, tras la explosión de un taller de pólvoras próximo a la parroquia de San Pedro y San Pablo. Los daños causados obligaron a acometer importantes obras en toda la zona, se construyeron los puentes de Cabrera y Espinosa, y se amplió la Carrera del Darro. Esto facilitó el acceso desde la ciudad al Sacromonte.

En el paseo se puso un pretil en el río, y una fuente en el centro, la única fuente del siglo XVII proyectada para el lugar y que hoy día sigue en el mismo sitio.

El Paseo de los Tristes sirvió de escenario para las corridas de toros y cañas. El río se cubría con un andamiaje para ampliar el espacio. Hasta hace pocos años, y coincidiendo con las fiestas del Corpus, se celebraban espectáculos de cante y baile…

Tras los años de vitalidad de finales del XIX la Carrera del Darro y el Paseo de los Tristes caen en el abandono, hasta que en los años ochenta del siglo XX se reacondicionó la calzada, la acera, y el pavimento. El Paseo de los Tristes vuelve a resurgir.

Frente al Paseo de los Tristes, en la margen izquierdo del Darro, encontramos varias edificaciones que convierten este lugar en único, como el Carmen de los Chapiteles o el Hotel Reuma.

Desde el Paseo de los Tristes podemos acceder al Sacromonte, y Albaicín subiendo la cuesta del Chapiz.

También podemos atravesar el puente del Aljibillo y optar por subir a la Alhambra y Generalife a través de la Cuesta de los Chinos, o bien dirigirnos a la Fuente del Avellano.

Este paseo tuvo varios nombres:

Paseo de la Puerta de Guadix, en referencia a la puerta del mismo nombre situada al final del paseo y que abría el camino hacia dicha localidad.

Paseo de los Tristes,  debe su nombre a que era una de las vías para acceder al cementerio. Los féretros eran bendecidos a la puerta de la iglesia de Santa Ana donde se despedía el duelo para iniciar el recorrido por la Carrera del Darro, Paseo de los Tristes, Cuesta de los Chinos y Cementerio. A la plaza acudían los «veleros» que a cambio de unas monedas acompañaban al muerto portando un cirio hasta el puente del Aljibillo, donde terminaba su recorrido.

– Paseo del Padre Manjón en memoria al fundador de las Escuelas del Ave María.

Si eres amante de los paseos en bici te proponemos contratar el Electric Bike Tour Albayzín y Sacromonte, donde un guía te llevara por el Paseo de los Tristes y otras zonas cercanas.

Lugares para visitar en Granada

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *